Petroleras pagan caras apuestas previas por combustibles fósiles

Kevin Crowley
·2  min de lectura

(Bloomberg) -- La inminente amortización de los campos de gas natural de Exxon Mobil Corp. completa un año récord para las grandes pérdidas del petróleo derivadas de un optimismo fuera de lugar sobre el futuro de los combustibles fósiles.

Las cinco grandes empresas occidentales han identificado más de US$70.000 millones en pérdidas de activos este año, la mayor cantidad en al menos una década. La caída inducida por la pandemia en los mercados de energía ha obligado a las empresas a reducir los pronósticos de precios y los planes de perforación, lo que recorta drásticamente el valor de su petróleo y su gas.

“El pico del petróleo es una amenaza más seria, aunque no una renovación completa en el negocio”, asegura David Doherty, analista de BloombergNEF en Londres. Las grandes petroleras se están volviendo “más realistas en sus expectativas sobre los precios del petróleo en el futuro”.

Las amortizaciones de este año superan incluso la recesión de 2014-2016, no solo por la gravedad para el petróleo, sino también por el hecho de que fueron impulsadas por la caída de la demanda, dice Doherty. Ahora que los consumidores vuelan y conducen menos, la industria enfrenta un mayor grado de incertidumbre que en las caídas anteriores, que generalmente se desencadenaron por un exceso de oferta en lugar de una disminución de la demanda.

Las grandes empresas europeas utilizaron la crisis de 2020 para modernizar su modelo de negocio con un giro hacia la energía renovable, y BP Plc incluso se comprometió a reducir la producción de petróleo y gas con el tiempo. Por el contrario, Exxon y Chevron Corp., las compañías petroleras más grandes de Estados Unidos, dicen que tienen poca ventaja competitiva en el espacio renovable y se mantienen con los combustibles fósiles tradicionales a largo plazo.

Aun así, las gigantes de EE.UU. han reducido drásticamente los planes de inversión. Exxon redujo el presupuesto de gasto de capital en un tercio, o US$10.000 millones, este año y el gasto será significativamente más bajo que los pronósticos previos a la pandemia hasta 2025. Chevron hizo recortes similares y, aunque no ha proporcionado orientación a largo plazo, el director ejecutivo Mike Wirth ha convertido la disciplina financiera en su mantra.

El crudo Brent cayó 0,8% a US$47,23 por barril a las 10:54 a.m. en Nueva York, mientras la OPEP y sus productores aliados deliberaban sobre si retrasar un aumento de producción a principios del próximo año.

Nota Original:Big Oil Pays for Past Bets on Fossil Fuels With $70 Billion Hit

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.