Petrolera saudí Aramco emitirá bonos internacionales

AYA BATRAWY
·1  min de lectura
Representantes de la empresa petrolera estatal saudí Aramco y de la bolsa de valores de Arabia Saudí en el debut en el mercado de la compañía, el 11 de diciembre de 2019. (AP Foto/Amr Nabil, File)
Representantes de la empresa petrolera estatal saudí Aramco y de la bolsa de valores de Arabia Saudí en el debut en el mercado de la compañía, el 11 de diciembre de 2019. (AP Foto/Amr Nabil, File)

DUBAI (AP) — El gigante petrolero saudí Aramco anunció el lunes que emitirá bonos internacionales mientras busca una inyección de efectivo para poder pagar miles de millones de dólares en dividendos que la compañía prometió a los accionistas antes de que la pandemia de coronavirus hiciera caer los precios del petróleo.

En un comunicado publicado en la bolsa de valores saudí Tadawul, la compañía anunció la emisión de bonos en dólares, pero no especificó el volumen. Los bonos, en un rango entre tres y 50 años, están disponibles a inversionistas institucionales a partir de 200.000 dólares. El monto emitido y el rendimiento están sujetos a las condiciones del mercado, dijo la empresa.

El año pasado, el príncipe heredero Mohammed bin Salman buscó alentar a los ciudadanos e inversionistas saudíes a comprar acciones de Aramco y elevar el valor de la empresa para su debut en el mercado de valores prometiendo un pago anual de al menos 75.000 millones de dólares.

Aun así, casi todo el dinero de estos dividendos se destina al propietario mayoritario de la empresa, el gobierno, para ayudar a cubrir el gasto estatal.

El anuncio del lunes de emitir bonos tiene como objetivo recaudar el capital necesario para pagar los dividendos prometidos, unos 18.750 millones de dólares por trimestre que exceden el flujo de caja actual de Aramco.

La decisión de pagar 75.000 millones de dólares anuales en dividendos se tomó en un momento en que Aramco era la empresa más rentable del mundo, antes del estallido del coronavirus. La pandemia, que provocó cierres fronterizos y confinamientos sin precedentes en todo el mundo, deprimió la demanda por combustibles y por ende los precios del petróleo.