La petrolera brasileña Petrobras tuvo ganancias récord en 2022

La petrolera brasileña Petrobras registró en 2022 una ganancia récord de 188.000 millones de reales -unos 36.000 millones de dólares al tipo de cambio actual-, beneficiada por el aumento global de los precios del petróleo.

El resultado, informado por la compañía la noche del miércoles, representa un récord histórico para una empresa de Brasil, marca que previamente ostentó la gigante minera Vale en 2021.

En el cuarto trimestre, la ganancia neta de la petrolera estatal llegó a 43.300 millones de reales (8.300 millones de dólares), un 6% menos que en el período inmediatamente anterior.

Además, el directorio de Petrobras aprobó la noche del miércoles el pago de un dividendo de 2,74 reales por acción, por un monto total de 35.800 millones de reales (6.800 millones de dólares).

La ganancia récord también se debe "a diversas medidas de gestión tomadas en los últimos años", explicó el director financiero, Rodrigo Araujo Alves, citado en un comunicado de prensa.

"El precio del petróleo ya llegó a niveles similares a 2022 y no obtuvimos tales beneficios", dijo Alves.

El nuevo presidente de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, criticó este jueves los pagos de dividendos de Petrobras por la actividad de 2022, al reclamar que la estatal debería haber invertido más en el país.

"No podemos aceptar esa idea (...) Debería haber invertido la mitad (de los dividendos) en el crecimiento económico del país", cuestionó el presidente el mismo día en que se anunció una desaceleración de la economía brasileña en 2022, con un crecimiento del Producto Interno Bruto de 2,9%.

"Las empresas brasileñas tienen que pensar primero en este país, para después pensar en los lucros y sus accionistas. Va a ser así de aquí en adelante", agregó.

- Cambios en precios de combustibles -

Petrobras estuvo bajo presión durante el mandato del expresidente de ultraderecha Jair Bolsonaro (2019-2022), quien cambió los nombres al frente de la compañía cuatro veces en cuatro años debido al malestar generado por las subidas de los precios de la gasolina.

Lula nombró al frente de la petrolera a un político aliado de su Partido de los Trabajadores (PT), el exsenador Jean Paul Prates, de 54 años.

La política de precios de la compañía sigue estando en el centro de las preocupaciones del nuevo gobierno.

Patres, abogado y economista de formación con treinta años de experiencia en el sector del petróleo, gas natural, biocombustibles y energías renovables, dijo el jueves que la política de precios no estará más ligada únicamente al mercado internacional.

"Habrá otras referencias para alcanzar al mejor precio para el consumidor. Vamos a cobrar precios competitivos en el mercado nacional", explicó en su primera rueda prensa al frente de la petrolera.

La modificación en la política de precios solo comenzará a ser implementada en mayo, cuando una nueva junta directiva asuma funciones.

El Ministerio de Hacienda anunció el martes el restablecimiento parcial de los impuestos a los combustibles, que habían sido cancelados bajo el gobierno de Bolsonaro para combatir la inflación en vísperas de las presidenciales de octubre, cuando fue derrotado por Lula.

Para morigerar la subida de precios en las estaciones de servicio, Petrobras anunció el martes una reducción de precios de -3,9% en la gasolina y de 1,9% en el diésel que rige desde el miércoles.

lg/pt/rhl/msi-rsr/dga