Petro dice que "está en peligro el pacto democrático en las Américas"

Santiago de Chile, 9 ene (EFE).- El presidente de Colombia, Gustavo Petro, dijo este lunes desde Chile que "está en peligro el pacto democrático en las Américas" y que la extrema derecha "no quiere la democracia".

"Está en peligro la democracia. Está en peligro el pacto democrático en las Américas porque no es un problema solamente suramericano. Lo mismo que pasó en Brasilia pasó en Washington", aseguró el mandatario colombiano, de visita oficial en Chile.

Para Petro, la extrema derecha "atenta" contra la democracia porque esta "permite que la diversidad de nuestras poblaciones, que el negro y la negra, que el indígena, que la comunidad, que el campesino (...) puedan ser dueños de nuestros propios países".

"El camino de América Latina es irreversiblemente democrático", añadió desde el palacio presidencial de La Moneda, junto a su homólogo chileno, Gabriel Boric.

Petro, quien el domingo por sus redes sociales mostró su apoyo a Luiz Inácio Lula da Silva y pidió una reunión de emergencia en la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que hay "fuerzas" que "quisieran volver a América Latina a los tiempos de (Salvador) Allende", el presidente chileno que fue derrocado hace 50 años por un golpe militar.

"El pacto democrático tiene que restablecerse. Derechas e izquierdas tienen que saber que gane quien gane por decisión de sus pueblos no habrá exilio ni persecución ni cárceles por sus ideas, que nadie debe morir por lo que piensa, que se puede ser en América Latina", agregó.

Tanto Boric como Petro acudieron el pasado 1 de enero a la investidura de Lula, mandatario con el que tienen grandes afinidades ideológicas.

Miles de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro que no reconocen el resultado de las elecciones del pasado 30 de octubre invadieron la tarde del domingo las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema de Brasil.

Los radicales, que buscaban derrocar a Lula, causaron cuantiosos daños, destruyeron mobiliario, equipos informáticos y obras de arte colocadas en los despachos.

La situación está hoy bajo control, después de la detención de 300 manifestantes golpistas el domingo y otros 1.200 este mismo lunes que estaban refugiados en el campamento que tenían montado frente al Cuartel General del Ejército desde las elecciones.

(c) Agencia EFE