Petro y Maduro se reúnen por primera vez para relanzar las relaciones

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el de Venezuela, Nicolás Maduro - Créditos: @Gobierno de colombia

CARACAS.- El presidente de Colombia, Gustavo Petro, llegó este martes a Caracas para reunirse con su par venezolano Nicolás Maduro, en el primer encuentro entre ambos mandatarios desde el restablecimiento de relaciones luego de tres años de ruptura diplomática.

Petro fue recibido en la tarde de hoy el aeropuerto Simón Bolívar por la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el canciller Carlos Faría, y rápidamente abordó un automóvil para dirigirse al palacio presidencial de Miraflores, donde será la reunión con Maduro.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, en su primer encuentro cara a cara en Caracas
El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, en su primer encuentro cara a cara en Caracas - Créditos: @gobierno de colombi

Es la primera visita oficial de un presidente colombiano a Caracas en casi una década. El exmandatario Juan Manuel Santos fue recibido por Maduro en 2013, en los multitudinarios funerales a Hugo Chávez.

“Seis años de vacío político entre dos vecinos, Colombia y Venezuela”, dijo Petro desde el aeropuerto militar en Bogotá antes de partir a la capital venezolana. “Es mucho lo que hay que hablar obviamente después de tanto tiempo”.

Hablaremos en una agenda abierta, habrán varios temas que abordar”, como las relaciones comerciales, migración y el reingreso de Venezuela al sistema interamericano de Derechos Humanos, según adelantó su despacho el lunes.

Agregó que se abordarán “otros temas de la agenda más americana: el tema de la Selva Amazónica, el tema de la construcción democrática de América, con los cambios políticos que se vienen presentando y que, en mi opinión –y es mi propuesta–, deben consistir en el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, explicó el Jefe de Estado.

Por esta última razón lo acompaña en este viaje el Embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ernesto Vargas, que es “experto de primera talla, de primer orden en la juridicidad, la profundidad de lo que significa el Sistema Interamericano de Derechos Humanos para toda Colombia, para toda América”, dijo Petro.

Maduro y Petro ingresan al palacio presidencial de Miraflores
Maduro y Petro ingresan al palacio presidencial de Miraflores - Créditos: @gobierno de colombia

La reunión se produce casi dos meses después de la llegada de Petro al poder, el primer mandatario de izquierda en la historia de Colombia. Una de sus primeras acciones en materia de política exterior fue reconocer a Maduro como presidente legítimo y dejar en el olvido los duros roces entre el ahora expresidente colombiano Iván Duque (2018-2022) y el gobierno de Caracas que desembocaron en la ruptura de vínculos oficiales en 2019.

Petro impulsó también la reapertura de la frontera el 26 de septiembre, marcando la reanudación de las relaciones comerciales entre ambos países.

Maduro, por su parte, ha expresado repetidamente que con Petro ahora el ambiente es propicio para construir una nueva etapa de cooperación y estrechar vínculos con Colombia.

El gobierno de Maduro rompió relaciones con Bogotá argumentando que Duque, un dirigente conservador de derecha, había impulsado planes de derrocarlo.

Colombia, con Duque al mando, fue uno de los países que reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino después de que él se declarara como tal mientras era líder de la Asamblea Nacional argumentando que Maduro había sido reelecto en 2018 con comicios fraudulentos.

Guaidó, que fue reconocido como mandatario interino por decenas de países, rechazó el encuentro.

“El presidente Petro decide visitar hoy al dictador Maduro y llamarlo `presidente’, acción que peligrosamente pudiera normalizar violaciones de DDHH que señalan a Maduro como responsable de la cadena de mando y la peor crisis migratoria en el mundo”, escribió Guaidó el martes en su cuenta de Twitter.

“Presidente Gustavo Petro: si en vez de normalizar una dictadura quiere abonar a una solución y la defensa de los Derechos Humanos, puede sumarse a la exigencia de elecciones libres y justas en Venezuela y el proceso para lograr un acuerdo en México”, agregó.

Petro además invitó a Venezuela a ser país garante en los esfuerzos para lograr un acuerdo de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), que opera en ambos lados de la frontera. Caracas recientemente dio la bienvenida a los delegados del ELN que provenían de Cuba, la antigua sede de las negociaciones.

Según organizaciones de derechos humanos y en el anterior gobierno colombiano, el ELN y otros grupos rebeldes colombianos tienen presencia activa en Venezuela. Maduro ha rechazado esas acusaciones.

La reanudación de los diálogos de paz con el ELN, que fueron suspendidos en enero de 2019, forma parte de un proyecto más ambicioso del gobierno de Petro llamado “paz total” con el que busca firmar acuerdos o tratos de sometimiento a la justicia, a cambio de beneficios, con grupos armados, bandas narcotraficantes y disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que continuaron operando luego del histórico acuerdo de paz firmado en 2016 con el Estado colombiano.

Petro aseguró que hay muchos temas por conversar con Maduro, desde comerciales, migratorios, hasta de derechos humanos
Petro aseguró que hay muchos temas por conversar con Maduro, desde comerciales, migratorios, hasta de derechos humanos - Créditos: @gobierno de colombia

En cuanto a la apertura comercial, una de las primeras grandes decisiones de los acercamientos entre los países vecinos fue la reapertura para el transporte de mercancías de la frontera binacional de 2200 kilómetros, en septiembre pasado, con paso restringido desde 2015 y bloqueado por completo desde 2019.

En el camino, el intercambio comercial entre Venezuela y Colombia, que llegó a ser de 7200 millones de dólares anuales hace 14 años, se desplomó hasta 400 millones en 2021. La privada Cámara Colombo-Venezolana de Integración (CAVECOL) estima que la reanudación del tránsito fronterizo podría ayudar a llevarlo a 1200 millones este año.

Petro ya se mostró decepcionado esta semana por el bajo flujo comercial, que sigue dominado por el contrabando, a medida que las autoridades venezolanas tratan de dar señales con más decomisos de mercancías ilegales.

Agencias AP y AFP