Nueva pesquisa federal en el Miami Seaquarium retrasa cambio de arriendo; reportan muerte de otros animales

·9  min de lectura

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) está investigando al Miami Seaquarium después de citar a la envejecida instalación por una serie de infracciones graves a las normas de bienestar de los animales, como haber alimentado con pescado podrido a Lolita, la principal atracción del parque, y no llevar la cuenta de dónde se colocaban los animales en las diferentes piscinas, lo que llevó a violentas peleas que contribuyeron a la muerte de al menos dos delfines el año pasado.

La nueva investigación, confirmada por el Condado Miami-Dade y que podría durar semanas, ocurre después que una inspección de rutina en junio detalló graves infracciones en un informe de 17 páginas, en el que se enumeraban “hechos especialmente preocupantes” y problemas”críticos” de infraestructura y cuestiones de salud. Entre ellos: menos alimentos en la cantidad de comida para los mamíferos marinos que actúan en la atracción y un flujo de agua deficiente, que provocó un fuerte aumento de bacterias y algas en varios tanques y piscinas.

Y los animales siguen muriendo en el problemático parque después de que un aserie de muertes el año pasado provocó la preocupación de las agencias federales: Catalina, un delfín de flancos blancos del Pacífico que vivía en el mismo tanque y realizaba espectáculos con Lolita, murió a principios de este mes a raíz de lo que el personal cree que pudo ser un traumatismo tras la agresión dela orca de 56 años. Coral, una foca de puerto, murió tras una “infección crónica”. Y un manatí que estaba en rehabilitación murió de debilidad y falta de peso.

La investigación federal está retrasando el traspaso del contrato de arrendamiento a The Dolphin Company, una medida que la alcaldesa Daniella Levine Cava y los líderes del condado creen que es una solución para el problemático parque marino y una oportunidad para mejorar significativamente el cuidado y la supervisión de los animales. El Seaquarium ha sido objeto de frecuentes campañas por parte de activistas de los derechos de los animales, que lo acusan de crueldad animal por mantener a Lolita en el tanque de orcas más pequeño de Estados Unidos, entre otras cuestiones.

Los comisionados del condado aprobaron en octubre el traspaso del contrato de arrendamiento del Seaquarium a The Dolphin Company, con sede en Cancún, en virtud de un acuerdo para garantizar la inversión en infraestructura y un mejor cuidado de los animales marinos en el parque, que ha operado en terrenos propiedad del condado en Virginia Key desde su apertura en 1954. Miami-Dade recibe unos $2.5 millones al año por concepto de alquiler del parque.

Los comisionados votaron para permitir que Festival Fun Parks, una filial de Parques Reunidos, con sede en Madrid, también conocida como Palace Entertainment, venda al operador mexicano el contrato de arrendamiento que tiene desde 2014. Pero el acuerdo solo puede ser finalizado después que el Seaquarium aborde las infracciones críticas que surgieron de la inspección del USDA en junio y cualquier acción de cumplimiento que pueda surgir de la investigación actual, dijo el Departamento de Parques, Recreación y Espacios Abiertos de Miami-Dade.

“La transacción no puede completarse hasta que se hayan resuelto todas las citaciones del USDA. Esa es una condición requerida por la alcaldesa y la Junta para la aprobación y ejecución de la transacción de arrendamiento”, dijo el condado. “The Dolphin Company entiende y está de acuerdo con este requisito, y en consecuencia no se hará cargo de las operaciones hasta que ekl actual operador implemente las mejoras”.

Sobre el informe de inspección del USDA del 8 de junio de 2021, el condado dijo: “El operador ha revisado y abordado esas citaciones, y las mejoras solicitadas están casi completas”.

En un informe de inspección publicado en septiembre, el USDA dijo que la gestión actual del parque, bajo el liderazgo del gerente general Bill Lentz y el curador Chris Plante, ignoró el consejo de su propia veterinaria, lo que llevó a “sucesos particularmente preocupantes” Entre los más destacados está que la orca Lolita, durante cinco décadas la principal atracción del parque, realizara saltos de cabeza con la mandíbula lesionada, en contra del consejo de la veterinaria.

En esta foto de archivo del 9 de marzo de 1995, la entrenadora Marcia Hinton acaricia a Lolita durante una actuación en el Miami Seaquarium de Miami. La ballena ha vivido en el mismo tanque pequeño durante más de 50 años.
En esta foto de archivo del 9 de marzo de 1995, la entrenadora Marcia Hinton acaricia a Lolita durante una actuación en el Miami Seaquarium de Miami. La ballena ha vivido en el mismo tanque pequeño durante más de 50 años.

La administración del parque también disminuyó la ración de comida de Lolita y redujo a la mitad las raciones de otros animales. En una citación considerada crítica, el USDA dijo que Plante admitió haber alimentado a Lolita y a otros mamíferos de actuación con pescado podrido, lo que provocó problemas intestinales que tuvieron que ser tratados con antibióticos. La falta de cantidad de comida probablemente causó a Lolita “angustia y agitación”, según el informe.

También hubo graves problemas de calidad del agua que enfermaron a los animales. En un extenso apartado sobre los problemas de agua y su impacto en la salud de los animales, el informe señala que el escaso flujo de agua provocó un fuerte aumento de bacterias y algas en varios tanques y piscinas. El Seaquarium bombea agua de la Bahía de Biscayne, pero se supone que la trata para evitar las bacterias.

Miami-Dade dijo que se han hecho mejoras en el Seaquarium, incluyendo arreglos a la calidad del agua mediante la instalación de procedimientos de prueba de cloro, y a la alimentación de los animales. Pero el tema “Manejo de animales” en la piscina de Lolita está entre algunos problemas citados por el USDA que no han sido arreglados, según una lista proporcionada por el condado.

Contradiciendo al condado, el Seaquarium dijo en un comunicado enviado por correo electrónico: “Todos los proyectos se han abordado según lo exigido por el USDA. Seguimos trabajando estrechamente con el USDA y otros expertos para mejorar constantemente”. El actual operador, Palace Entertainment, no respondió a las peticiones de comentarios.

El USDA dijo que no puede hacer comentarios sobre la investigación por una cuestión de política. Personas familiarizadas con la situación dijeron que un investigador pasó varios días en las instalaciones a principios de este mes entrevistando a los empleados.

En general, cuando el personal del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del USDA descubre infracciones graves durante las inspecciones de rutina, puede solicitar una investigación formal por parte de los Servicios de Investigación y Cumplimiento para preparar potencialmente un caso contra la instalación.

Lolita, la orca de Miami Seaquarium, se agitó después de que le redujeran la ración de comida, según un informe del USDA.
Lolita, la orca de Miami Seaquarium, se agitó después de que le redujeran la ración de comida, según un informe del USDA.

“La investigación es una misión de recopilación de hechos, que puede incluir la compilación de documentos, la toma de fotografías y la entrevista de testigos, incluido el presunto infractor”, según la agencia. Una vez finalizada la indagación, el USDA emite un informe con sus conclusiones, que luego pasa a la división de aplicación para su revisión y posibles recomendaciones de sanciones. Las medidas de aplicación pueden incluir advertencias, un acuerdo voluntario o la remisión al Departamento de Justicia de Estados Unidos para la adopción de medidas civiles o penales.

The Dolphin Company dijo que aún no está a cargo del parque y que cualquier pregunta debe dirigirse al actual operador, Palace Entertainment, que es propiedad de la empresa madrileña Parques Reunidos. The Dolphin Company no respondió a las preguntas sobre si la nueva investigación federal podría romper el acuerdo.

La investigación del USDA coincidió con la muerte de Catalina, un delfín de flancos blancos del Pacífico de 31 años, que había estado viviendo en el mismo tanque que la orca Lolita en Miami Seaquarium desde 2018.

El personal del Seaquarium sospecha que la muerte fue causada por un traumatismo, posiblemente por la embestida de Lolita contra el delfín en un episodio de comportamiento agresivo que se había presenciado antes, según personas familiarizadas con el caso.

Catalina pertenecía a SeaWorld de Florida y había sido prestada al Seaquarium desde 2018, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, o NOAA, que gestiona el Inventario Nacional de Mamíferos Marinos, una base de datos de animales que se mantienen en cautiverio en Estados Unidos.

La NOAA dijo que recibió la notificación de que Catalina fue transportada desde el Seaquarium a SeaWorld el 3 de diciembre. No ha recibido ninguna notificación de su muerte, según una portavoz.

SeaWorld confirmó que el delfín murió en sus instalaciones de Orlando. El parque marino dijo que se realizó una necropsia pero que no se ha determinado la causa de la muerte.

Los delfines de flancos blancos del Pacífico son mamíferos marinos juguetones y muy sociables. A veces se les conoce como "marsopa de anzuelo" por su gran aleta dorsal curvada, aunque técnicamente no son marsopas. En Estados Unidos viven en las costas de California, Oregon, Washington y Alaska.
Los delfines de flancos blancos del Pacífico son mamíferos marinos juguetones y muy sociables. A veces se les conoce como "marsopa de anzuelo" por su gran aleta dorsal curvada, aunque técnicamente no son marsopas. En Estados Unidos viven en las costas de California, Oregon, Washington y Alaska.

“Estamos entristecidos por la pérdida de Catalina, un delfín de flancos blancos del Pacífico de 31 años que falleció la semana pasada”, dijo SeaWorld en un comunicado enviado por correo electrónico el 9 de diciembre. “Catalina fue trasladada recientemente a una de nuestras instalaciones de cuidados críticos desde Miami Seaquarium, donde había residido desde 2018. Nuestro equipo de veterinarios experimentados y especialistas en el cuidado de animales nunca se separó de ella, proporcionándole comodidad y atención especializada las 24 horas del día. Nuestros pensamientos están con todos los que la conocieron, y con los que ella inspiró a aprender más sobre los animales y sus hábitats”.

El informe de inspección del USDA documentaba casos de agresión entre Lolita, Catalina y otro delfín de flancos blancos llamado Lii.

“Se han observado persecuciones, aguas blancas y agresiones entre Lii y Catalina, dos delfines de flancos blancos del Pacífico, y Toki, lo cual es preocupante”, decía el informe.

People for the Ethical Treatment of Animals, que a principios de este año obtuvo registros públicos que mostraban que cinco delfines y un león marino bebé murieron en el Seaquarium entre marzo de 2019 y abril de 2020, aboga por el cierre del parque marino.

“¿Cuántos animales más tienen que morir antes que Miami Seaquarium se dé por vencido? Este parque de ‘atracciones’ sigue metiendo descaradamente animales incompatibles en el tanque abismalmente pequeño de la orca Lolita, lo que ahora aparentemente ha llevado a la muerte del delfín Catalina”, dijo el vicepresidente y consejero general adjunto de Derecho Animal de la PETA Foundation, Jared Goodman, en una declaración enviada por correo electrónico. “PETA da la bienvenida a la investigación del USDA, pero advierte que los animales de Miami Seaquarium seguirán sufriendo y muriendo hasta que los propietarios de esta operación insensible y explotadora finalmente los liberen en santuarios costeros”.

Después de despedir a su veterinaria de toda la vida, Magdalena Rodríguez, en el verano, el Seaquarium contrató a Shelby Loos, que ha estado publicando videos en la página de Facebook de la instalación en un esfuerzo por compartir información sobre los animales. Loos también es profesora del programa de posgrado “Conservación y gestión de mamíferos marinos” en la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad de Miami, según su perfil de LinkedIn.

En un artículo de opinión publicado en octubre en el Miami Herald, dijo que el Seaquarium estaba trabajando para mejorar el funcionamiento y cuidado de sus animales.

“Cuando asumí el papel de veterinaria asistente en Miami Seaquarium este año, identifiqué varias áreas en las que podríamos mejorar el nivel de atención que reciben los animales, incluyendo la comunicación entre departamentos y la atención preventiva. Con el apoyo del consultor veterinario experto, el doctor Tom Reidarson, estamos actuando para mejorar la vida de los animales de Miami Seaquarium cada día”, escribió. “Si bien nuestras habilidades clínicas como veterinarios son importantes, nuestra capacidad de comunicarnos clara y abiertamente es igualmente crucial”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.