Peso argentino se deprecia y tipos de cambios alternativos acompañan, mercados aumentan desconfianza

·3  min de lectura
Un recolector de basura se refleja en una pizarra electrónica en el distrito financiero de Buenos Aires
Un recolector de basura se refleja en una pizarra electrónica en el distrito financiero de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 22 oct (Reuters) - El mercado cambiario de Argentina mantenía su desmoronamiento el jueves por dolarización de posiciones ante la creciente desconfianza sobre el futuro de la economía y la casi ignorancia de los inversores a recientes medidas del Gobierno para frenar la fuga de reservas, dijeron operadores.

La aversión al riesgo se evidenciaba en los activos, pese a que a inicio de esta semana se dispusieron menores trabas para la comercialización de bonos y se anunció una esperada licitación de deuda por 750 millones de dólares en noviembre, un mecanismo armado para fondos de inversión que están atrapados en la moneda local.

"Si uno leía las medidas el lunes post-mercado, cuando se anunciaron, se pensaba que es un paso en la dirección correcta e intentan remediar las mayores restricciones (...) El mercado está tratando de encontrar cuál será el camino, y si es el correcto, se logra mantener en el tiempo. Y es esto lo que falta", dijo Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Los tipos de cambios alternativos también anotaban pisos históricos, con un riesgo país que trepaba a los máximos desde la nueva conformación por el reciente canje de deuda. En el mercado nuevamente había presencia de fuerzas de seguridad en una causa de lavado de activos y delitos aduaneros, dijo una fuente del Gobierno.

La consultora Ecolatina reportó que "la situación de los próximos meses se presenta muy delicada (en Argentina). A pesar de que los problemas sanitarios se atenúen (por el COVID-19), la tensión del mercado cambiario podría frenar el rebote del consumo en general".

La administración del presidente Alberto Fernández insiste en que el país cuenta con los instrumentos necesarios para mantener su actual política cambiaria, aunque la constante depreciación de la moneda se potencia en una mayor inflación, para una economía que transita su tercer año de recesión.

* El peso mayorista caía un 0,41% al piso récord de 78,06/78,08 por dólar hacia las 13.25 hora de Buenos Aires (1825 GMT), con un banco central que aceleró la devaluación desde la apertura como para marcar dominio del escenario, dijeron operadores.

* Agregaron que en la plaza marginal, el peso perdía un 2,66% al mínimo histórico de 184/188 unidades, con muy escasos negocios y una brecha que trepaba al 140,8% ante el mercado interbancario.

* Desde el Gobierno "tienen que jugar más fuerte para generar confianza (...) Imagino que también la política juega su partido y por eso las decisiones son lentas y parecen parches. La esperanza es que la realidad y el FMI los hagan tomar decisiones que en otro contexto serían muy difícil de imaginar", dijo Rubén Pasquali, operador bursátil.

* El 'Contado con Liquidación' (CCL) por bolsa bajaba el 3% a 180,2 pesos, y el 'dólar MEP' del Mercado Abierto Electrónico (MAE) cedía un 3,4% a 168,4 unidades. En estos mercados, los negocios permiten hacerse de dólares dentro del marco legal.

* Los bonos extrabursátil bajaban en promedio el 1,2%, con un riesgo país del banco JP.Morgan subía nueve unidades, a 1.454 puntos básicos (pb), cuando a primera hora anotó su tope en 1.464 unidades desde que a inicio de septiembre este índice fuera reconfigurado con los títulos del canje de deuda privada.

* El índice S&P Merval aumentaba un 1,72%, a 50.944,56 unidades, luego de acumular una mejora del 21,4% en las anteriores 14 ruedas. Los agentes de este mercado coinciden en que las alzas son por coberturas con el 'CCL' y agilizados por los 'Cedears', aunque medido en dólares se mantiene en caída por la devaluación reinante.

* Por la dinámica de los negocios con el dinero interbancario, fuentes del sector no descartan que el banco central vuelva a modificar sus tasas este jueves, tras su reunión de directorio.

(Reporte de Jorge Otaola y Walter Bianchi,; Editado por Maximilian Heath)