Pesimismo europeo sobre un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear

·2  min de lectura

La esperanza de los europeos de alcanzar un nuevo acuerdo sobre el programa nuclear iraní parecía disiparse este lunes frente a un régimen acusado de continuar con la "escalada" de sus actividades nucleares, indicaron varios responsables.

El canciller alemán, Olaf Scholz, resumió el lunes la amargura de los europeos lamentado que Irán "no haya dado todavía una respuesta positiva a las propuestas de los coordinadores europeos".

"No hay ninguna razón para que Irán no acepte estas propuestas. Pero debemos tomar nota de que no es el caso y que seguramente no ocurrirá en un futuro próximo", señaló el canciller en una rueda de prensa junto al Primer Ministro israelí Yair Lapid.

Tras año y medio de discusiones destinadas a reactivar el acuerdo de 2015 y luego suspendido en 2018, Alemania, el Reino Unido y Francia ya expresaron el sábado "serias dudas" sobre la voluntad real de Teherán.

En un comunicado, los tres países acusaron a Teherán de "seguir la escalda de su programa nuclear mucho más allá de lo que podría justificarse de forma plausible por razones civiles".

Los países europeos critican a Teherán por no responder al "coordinador del JCPOA", como se conoce el acuerdo de 2015, cuando presentó una serie de textos que según ellos habrían permitido volver al acuerdo.

Irán pidió por su parte de nuevo el cierre de una investigación del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre los rastros de uranio enriquecido encontrados en tres instalaciones no declaradas, a lo que el jefe del Organismo, Rafael Grossi, se niega.

El pacto de 2015 tenía el objetivo impedir que Irán adquiera armas nucleares, un objetivo que siempre ha negado perseguir. Pero tras la retirada de Estados Unidos y el restablecimiento de las sanciones estadounidenses que ahogan su economía, Irán se fue ido alejando de sus obligaciones.

gl-mat/pc/mb