Pese a rotundo éxito, Tatiana Huezo no puede vivir sólo de hacer cine

·2  min de lectura

César Huerta, enviado

MORELIA, Mich., octubre 29 (EL UNIVERSAL).- Con una treintena de premios en sus vitrinas, incluyendo galardones en los festivales de Cannes y La Habana, Tatiana Huezo aún no puede vivir de cine.

La documentalista de "Tempestad" y que este año debutó en la ficción con "Noche de fuego", la cual buscará un lugar en la próxima entrega del Premio Oscar, señala que por ello se dedica a hacer varias cosas siempre relacionadas con el cine.

"Como documentalista es difícil vivir del cine, hacemos muchas cosas, asesoro, sigo dando clases, (también) magistrales y eso me ayuda, tampoco aspiro a volverme rica en el cine. Soy una mujer que ahorra mucho y cuida los recursos para poder seguir haciendo lo que me gusta", señala.

Esta tarde Huezo recibió un premio económico por parte de una compañía de mezcal, que dice la realizadora, le ayudará a estar tranquila por algunos meses.

"Noche de fuego", ahora en cartelera comercial, cuenta la manera en que niñas y adolescentes deben esconderse en un pueblo lejano, para evitar ser levantadas por el narco.

Producida por Nicolás Celis ("ROMA"), Jim Stark ("Coffee and cigarrettes"), Danny Glover ("Arma mortal") y Joslyn Barnes ("Strong island"), el filme fue elegido por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para lograr un sitio en el Oscar.

Ahora será la academia estadounidense la que determine si se queda en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera.

Se buscará que la mayor cantidad de académicos la vea y de esa manera ir empujándola. También considera importante la presencia de varios mexicanos y latinos ea la hora de votar.

"Creo es importante el ensamble de productores, con una red de reacciones importante y una trayectoria admirada de mucha gente; ha sido adquirida por Netflix, será la avanzada en Estados Unidos, es parte de la estrategia que se va a caminar", dice.

Huezo se encuentra ahora produciendo un nuevo documental, llamado "El eco", en una comunidad poblana.

"Es una historia sobre la infancia, de niños campesinos, del eco que dejan los padres en los hijos. Tenía ganas de volver a pisar tierra mirando a los ojos a otras personas, algo que disfruto mucho", comenta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.