Pese a las reservas de EE. UU., la opción de China saca ventaja en las negociaciones por aviones militares

·5  min de lectura
Jorge Taiana mantuvo el 21 de este mes una reunión virtual con el ministro de Defensa de China
Ministerio de Defensa

Pese a que el gobierno de Estados Unidos mira de reojo un posible avance en la cooperación militar entre la Argentina y la República Popular China, la opción del país asiático saca una luz de ventaja en las negociaciones por la compra de aviones militares para la Fuerza Aérea, según revelaron fuentes castrenses a LA NACION.

“Comprar un avión militar no es comprar un auto. Es un sistema de armas e implica una operación compleja, para asegurar una cadena de logística, transferencia de tecnología y capacitación del personal”, apuntaron en la Fuerza Aérea.

Alberto Fernández, encerrado en una torre de Babel

En tanto, en el entorno del ministro de Defensa, Jorge Taiana, insisten en que “hay otras alternativas” y advierten que no se espera una “definición inmediata” de la operación.

Hubo, sin embargo, señales favorables a ese objetivo, como la reunión virtual que Taiana mantuvo la semana pasada con el ministro de Defensa de China, Wei Feng He, y la afirmación del propio Taiana, quien pronosticó que la relación entre ambos países “dará un salto en 2020″ en materia militar. Un detalle de ese encuentro es que participó el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de división Juan Martín Paleo, quien fue agregado militar en China entre 2012 y 2014.

No sería el primer acercamiento en el ámbito militar con China. En febrero de este año, durante un momento crítico de la pandemia, las Fuerzas Armadas recibieron un hospital militar reubicable donado por la República Popular China, que ya había entregado un montaje similar en 2017.

Ahora las gestiones apuntan a la compra de 12 aviones cazabombarderos multipropósitos y el proyecto de presupuesto 2022 prevé la autorización para gestionar un crédito por US$ 664 millones con esa finalidad, aunque no se especifica ninguna oferta en particular. “Nosotros no hemos hecho evaluación alguna. El tema depende del Ministerio de Defensa”, indicaron en la Casa Rosada, ante una consulta de LA NACION.

El veto inglés

Otras alternativas para el reequipamiento de aeronaves militares son propuestas de Rusia, Estados Unidos, Israel y Corea del Sur. Desde el punto de vista técnico, la opción de Rusia no genera tanto consenso en la Fuerza Aérea, donde ponen mucho interés en las posibilidades reales de adiestramiento y capacitación para el personal. Recuerdan experiencias recientes no muy felices en Perú.

También habrían llegado ofrecimientos de Suecia y de Francia, pero varios de esos casos no serían viables debido al “veto británico”, señalaron fuentes bien informadas

Si bien en 2018, durante el gobierno de Mauricio Macri, el Reino Unido avanzó en una flexibilización de las represalias comerciales y militares por la Guerra de Malvinas, se mantienen restricciones en la exportación de equipamientos con componentes británicos que amplíen la capacidad militar de la Argentina. Solo permite, en una evaluación caso por caso, las incorporaciones que mantengan la actual capacidad. Las medidas se habían endurecido en febrero de 2012, cuando la entonces presidenta Cristina Kirchner acusó al gobierno de David Cameron de “militarizar” el Atlántico Sur.

El analista político Rosendo Fraga recordó que la última vez que la Argentina adquirió cazabombarderos multipropósitos para las Fuerzas Armadas fue a mediados de los años 90, durante el período menemista, cuando compró aviones A-4B Skyhawk a Estados Unidos.

“En los últimos años, los Skyhawk quedaron fuera de servicio y la mitad de ellos fueron modernizados y actualizados en Estados Unidos. Entraron en servicio y se evitó que el país quedara sin defensa aérea. Un proceso similar está en marcha con otro lote de aviones, pero no se ha incluido el armamento por decisión estadounidense, un tema decisivo”, estimó Fraga.

El JF-17 Thunder, una de las opciones de China, en alianza con Paquistán, que podrían llegar a las Fuerzas Armadas argentinas
El JF-17 Thunder, una de las opciones de China, en alianza con Paquistán, que podrían llegar a las Fuerzas Armadas argentinas


El JF-17 Thunder, una de las opciones de China, en alianza con Paquistán, que podrían llegar a las Fuerzas Armadas argentinas

Por otra vía -el Fondo Nacional de la Defensa (Fondef)- avanzan en el Ejército las tratativas para comprar a Brasil vehículos blindados Guaraní, además de evaluarse un contrato con una empresa israelí para modernizar 75 tanques TAM de procedencia argentina y con medio siglo de antigüedad. El Ministerio de Defensa también acordó con la empresa sueca SAAB la adquisición de un sistema portátil de defensa antiaérea.

“Los misiles móviles antiaéreos forman parte de un sistema conjunto que permitirá estandarizar el mismo sistema en las tres Fuerzas Armadas. En Malvinas hubo una pérdida importante de misiles antiaéreos”, evaluó Fraga, ante una consulta de este diario.

Botadura de lancha para instrucción de cadetes de la Armada // ASTILLERO RÍO SANTIAGO, ENSENADA
Santiago Gutierrez Eguia


El Astillero Río Santiago se prepara para una nueva botadura de una lancha de instrucción de los cadetes de la Armada en diciembre, antes de terminar su construcción definitiva (Santiago Gutierrez Eguia/)

En la Armada ya fueron incorporados dos de los cuatro patrulleros oceánicos OPV adquiridos durante el gobierno anterior a Francia y se destinan a la custodia del Mar Argentino. Se espera la llegada de la tercera embarcación a fin de año y la cuarta arribaría en abril de 2022. Se firmó, además, un contrato con la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) para modernizar los aviones Orion P3, de origen norteamericano, también para el patrullaje marítimo.

La gran deuda pendiente es si se intentará adquirir un nuevo submarino, ya que desde el trágico naufragio del ARA San Juan, la Armada no cuenta con ninguno en condiciones operativas.

En tanto, mientras el Astillero Río Santiago espera completar los trabajos pendientes de la Lancha de Instrucción para Cadetes de la Armada (LICA) botada sin hélices y sin línea de ejes en un festivo acto electoral, lanzará una segunda lancha LICA al agua en diciembre, también incompleta, con la intención de mostrar signos de reactivación en el complejo naval que depende del gobierno bonaerense.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.