Pese a panteones cerrados, se reúnen en calles de Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- Pese a las múltiples recomendaciones de las autoridades del estado de Oaxaca para que las personas evitaran reunirse y asistir a eventos multitudinarios, la tarde-noche de este sábado, las principales calles del centro de la ciudad lucieron abarrotadas de personas.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, se constató que las calles estaban abarrotadas de personas, muchas de ellas procedentes de la entidad y de otros estados, sin portar cubrebocas y sin respetar las recomendaciones de sana distancia.

Las personas se reunieron en inmediaciones del Templo de Santo Domingo de Guzmán y el andador turístico.

Ayer sábado, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) llamaron a la población a hacer conciencia del riesgo que representa la congregación de personas en espacios públicos como panteones, muerteadas y fiestas de disfraces, ya que la epidemia de Covid-19 sigue activa.

La dependencia pidió esperar a los fieles difuntos en casa, no llevar a niños y niñas a pedir calaveritas y realizar las compras de las festividades con todas las medidas sanitarias pertinentes, como uso correcto del cubrebocas, sana distancia y el lavado de manos con agua y jabón.

Como respuesta al llamado de las autoridades, los panteones emblemáticos de diversos municipios, donde se realizan veladas para honrar la memoria de los fieles difuntos, permanecieron cerrados a las visitas. Tales fue el caso de los de Santa Cruz Xoxocotlán y Santa María Atzompa, que año con año reciben a cientos de visitantes para las veladas nocturnas de las ánimas.

Datos de los SSO precisan que la cifra oficial de contagios en Oaxaca asciende a 21 mil 331 pacientes acumulados y mil 641 personas fallecidas a causa del coronavirus.

Actualmente hay 649 casos activos, tres mil 517 pacientes sospechosos, nueve mil 197 negativos y 18 mil 992 personas recuperadas.

Pese a ello, este mismo sábado, a través de redes sociales, usuarios reportaron fiestas que reunieron grandes cantidades de personas; muchas de éstas sucedieron en el centro de la ciudad.

En tanto, también se difundieron imágenes de las calles principales de la ciudad con grandes cantidades de gente hasta después de la medianoche.

La mañana de este domingo, las calles permanecieron vacías; no obstante, se espera que la gente vuelva a reunirse por la tarde-noche, aumentando el riesgo de propagación del virus.