Pese a la segunda ola, centenares de personas se movilizan en el centro porteño y la Panamericana

·3  min de lectura
Diversas organizaciones sociales realizaron una jornada nacional de lucha con movilizaciones en todo el país
Silvana Colombo

Antes de que empiecen a regir las nuevas medidas contra la segunda ola de coronavirus que anunció el presidente Alberto Fernández anoche, que se oficializarán por decreto esta tarde y que deberán aplicarse desde hoy a las 24, centenares de personas agrupadas en organizaciones de izquierda -como el Frente de Organizaciones en Lucha, el Polo Obrero y el Frente Popular Darío Santillán, entre otras- llegaron al microcentro porteño para reclamar por mejoras en las condiciones laborales. La manifestación tuvo otro foco en la autopista Panamericana.

Con columnas plagadas y a pesar de algunos pedidos de mantener la distancia social, los manifestantes arribaron primero al Ministerio de Desarrollo Social y luego se trasladaron al Ministerio de Trabajo. También pidieron “afuera el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, consignaron como lema de la convocatoria “sin trabajo, sin vacunas y sin alimentos no se aguanta más” y añadieron: “No podemos afrontar una nueva ola de Covid en estas condiciones, no estamos dispuestos a hacer ningún sacrificio más”.

Diferencias y coincidencias entre los anuncios de Fernández, Larreta y Kicillof

Este no es el primer reclamo que encabezan estos movimientos sociales agrupados en las últimas semanas. El que generó mayor polémica fue aquel del 31 de marzo, cuando ingresaron a la sede del Ministerio de Educación para quejarse por los problemas de conectividad y por la falta de dispositivos para tal fin, cuando el jefe de la cartera, Nicolás Trotta, se encontraba dentro del edificio.

“Exigimos la apertura de los programas de empleo y un aumento salarial de emergencia, que equipare nuestro salario a la Canasta Básica Familiar. La masiva asamblea piquetera realizada el pasado lunes definió que el plan de lucha sea a nivel nacional, hasta tanto se dé respuesta a nuestras demandas”, anunciaban, hace unos días, sobre la decisión de marchar hoy.

En ese comunicado, quienes integran las organizaciones comentaron que la segunda ola de Covid “está haciendo estragos en los sectores populares” y que en los barrios hay “miles de familias viviendo en condiciones de extrema precariedad y hacinamiento”, con problemas habitacionales y, también, para acceder al agua potable y a los insumos de higiene. “La desocupación, el hambre y la pobreza han escalado a niveles impensables”, remarcaron. En el último informe del Indec, se determinó que la pobreza subió más de seis puntos y cerró en 42%, el año pasado.

“Es inadmisible que la prioridad del Gobierno siga siendo el pago de una deuda ilegítima y fraudulenta con el FMI. Esto solo traerá más ajuste sobre la clase trabajadora y más atraso al país”, señalaron en la nota de prensa, donde indicaron: “Queda claro que los platos rotos los estamos pagando quienes menos tenemos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Entre las medidas anunciadas ayer, se prohibirá desde esta noche realizar reuniones sociales en espacios públicos al aire libre con más de 20 personas, pero aún así se mantiene el derecho a huelga. Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, expresó a través de su cuenta de Twitter: “Esta foto de la [Avenida] 9 de Julio atenta contra el decreto y las medidas del gobierno nacional. Tenemos que evitar las aglomeraciones para seguir cuidando el trabajo y la salud de la gente”.