Pese a que hubo menos muertos, recrudecieron las matanzas en EE.UU.

LA NACION

WASHINGTON (AP).- La primera matanza de 2019 en Estados Unidos ocurrió 19 días después de iniciado el año, cuando un hombre mató con un hacha a cuatro familiares, incluido su bebé. Cinco meses después, 12 personas murieron en un lugar de trabajo en Virginia. En agosto, 22 más murieron en una tienda Walmart en El Paso.

Una base de datos compilada por AP, USA Today y la Universidad Northeastern muestra que hubo más matanzas en 2019 que en cualquier otro año desde por lo menos la década de 1970, salpicadas por una escalofriante sucesión de asesinatos colectivos a mediados de año.

En total, hubo 41 matanzas, que se definen cuando cuatro o más personas mueren, excluyendo al agresor. De ellas, 33 fueron tiroteos.

Más de 210 personas fueron asesinadas.

La mayoría de los asesinatos masivos a duras penas llegaron a las noticias nacionales, por lo que no resonaron en la sociedad porque no fueron en lugares públicos, como las masacres de El Paso y Odessa, ambos en Texas; en Dayton, Ohio; Virginia Beach, Virginia, y Jersey City, Nueva Jersey.

La mayoría de las matanzas involucraron a personas que se conocían entre ellas: disputas familiares, violencia por drogas o pandillas, o personas con resentimientos que dirigieron su agresividad contra colegas o parientes.

En muchos de esos casos, sigue siendo un misterio qué detonó el ataque.

Ese fue el caso con la primera de las matanzas en 2019, cuando un hombre de 42 años tomó un hacha para matar a su madre, su padrastro, su novia y su hija de 9 meses en el condado Clackamass, Oregon. Otras dos personas -un compañero de cuarto y una niña de 8 años- lograron escapar.

El acto terminó cuando la policía que acudió al lugar mató a balazos al agresor.

El hecho ocurrido en Oregon fue una de las 18 matanzas en las que murieron personas que eran familiares y una de las seis que no incluyeron un arma de fuego. Entre otras cosas, estos fueron los hechos en 2019:

Con 41 matanzas es el año en que hubo mayor cantidad de ataques masivos desde que AP/USA Today y Northeastern comenzaron a registrar dichos eventos en 2006. Otra investigación que data de la década de 1970 muestra que en ningún año desde entonces ha habido tantas. Antes de 2019, el año con más matanzas fue 2006, con 38.Las 211 personas que murieron en las matanzas de este año todavía están por debajo de las 224 muertes de 2017, cuando el tiroteo más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos ocurrió en Las Vegas.La mayoría de las matanzas -ocho- ocurrieron en California, que tiene una de las leyes de posesión de armas más estrictas del país. Sin embargo, casi la mitad de los estados de Estados Unidos experimentaron matanzas, algunos en grandes ciudades, como Nueva York, y otras en pequeños pueblos, como Elkmont, Alabama, con una población de menos de 475 personas.Nueve matanzas ocurrieron en espacios públicos. Otras fueron en casas, en el lugar de trabajo o en un bar.

James Densley, un criminólogo y profesor en la Universidad Estatal Metropolitana en Minnesota, dice que la base de datos AP/USA Today/Northeastern confirma y refleja los hallazgos de su propia investigación sobre matanzas.

El especialista considera que la cantidad de ataques son consecuencia de la "época de ira y frustración" en la que vivimos.

Densley también sostiene que el crimen tiende a moverse en oleadas: las décadas de 1970 y 1980 fueron la época de los asesinos seriales; la de 1990 vio recrudecer los tiroteos en escuelas y los secuestros de niños; y el comienzo de siglo fue dominado por la preocupación que despertaba el terrorismo. "Esta parece ser la era de las matanzas", agrega Densley para caracterizar el presente.