Pese a las interrupciones del consenso fiscal, el impuesto a los Ingresos Brutos es en promedio más bajo que en 2017

·3  min de lectura
El presidente Fernández participa de la reunión con los gobernadores que se suman al control de precios
Presidencia

CÓRDOBA.- Los gobernadores firmarán este lunes con el presidente Alberto Fernández el nuevo Consenso Fiscal que, si bien abre la puerta a subas de impuestos, no los obliga. No se sumarán la ciudad de Buenos Aires, que tiene una demanda judiciales abierta contra la Nación; y La Pampa y San Luis, que no firmaron el pacto original, en 2017. Más allá de la posibilidad de crear un tributo sobre las herencias, la clave son Ingresos Brutos (IIBB), el más distorsivo de todos los tributos provinciales existentes por su efecto cascada. Según un informe al que accedió LA NACION, la alícuota promedio para el país se estima en 2,93% (en 2017 era 3,38%).

El Gobierno dice que el impuesto a la herencia “genera equidad” y confirma que se discutirá en 2022

Las alícuotas que hoy rigen son las que corresponden al 2019, ya que cuando asumió Fernández se renovó el Consenso Fiscal manteniendo las de ese año, pero liberando bancos. El texto propuesto por Nación para este lunes establece las siguientes alícuotas topes de Ingresos Brutos: 0,75% para actividades primarias (se mantiene la actual); 1,5% para industria manufacturera y 6% para la papelera (están en esos niveles); 3,75% para electricidad, gas y agua (excepto residenciales); y 4% para esos servicios residenciales (no hay modificaciones).

También se mantiene comercio mayorista y minorista (5%); hoteles y restaurantes (4,5%) y telefonía celular (6,5%), permitiendo la suba de 1,5 puntos a comunicaciones (actualmente en 5,5%). En el caso de Servicios Financieros e Intermediación Financiera impulsa una alícuota del 9%; quedan exentos los créditos hipotecarios. Estaba liberada, ahora tiene límite.

Los valores son “topes”, lo que implica que aquellos distritos que estén por debajo pueden subirlos; eso ya sucedió en 2018, a los meses de firmar el primer acuerdo durante la gestión de Mauricio Macri. Aquellas administraciones que tengan alícuotas por encima deberán bajarlas. Según testimonios recogidos por este medio, la mayoría de los gobiernos prometieron que no subirán la carga.

Un reporte del Ministerio de Finanzas de Córdoba actualiza la presión tributaria al final de setiembre último (no hubo cambios en las provincias después de esa fecha). De ahí surge la alícuota promedio de 2,93%; en los extremos aparecen Santiago del Estero con la alícuota promedio más baja del 1,89% y Misiones con la alícuota media más alta, del 3,75%.

De las provincias más grandes, Santa Fe y Córdoba tienen las alícuotas más bajas. Continúa Buenos Aires, también por debajo del promedio, mientras que Mendoza y CABA tienen presión tributaria por encima de la media nacional.

El informe se elabora procesando las declaraciones juradas de Ingresos Brutos que los contribuyentes realizan mensualmente; se incluyen todos los inscriptos en el Convenio Multilateral (es decir, los que realizan actividades en más de una jurisdicción). Con esos datos se calculan las alícuotas efectivas promedio del impuesto.

Hasta la fecha de corte, predomina la estabilidad en las alícuotas respecto a los dos años anteriores. Aun en un contexto de cambios de gobiernos y la aparición de la pandemia “no se observan alteraciones importantes: esto implica que se mantiene la baja introducida en el 2017 como consecuencia de la firma del Consenso Fiscal”.

Culpar al prestamista no resuelve los problemas de fondo

A setiembre de cada año, entre 2017 y 2021, 20 jurisdicciones bajaron la presión tributaria y cuatro la aumentaron; esto explica que el promedio general presente una reducción del 13,2%. La que más redujo Ingresos Brutos es Córdoba (26,2%), mientras que La Pampa es la de menor baja (-2,1%). Las cuatro con aumentos en la presión tributaria son Jujuy, CABA, San Juan y Salta, con un mínimo de 0,5% en el caso de Jujuy a un máximo de 9,5% en el caso de Salta.

Si se toman los cuatro principales sectores de la economía, los datos de la variación de las alícuotas promedio de este año respecto al promedio 2017 son: para agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, 0,52; industria manufacturera (excluye industria papelera), 1,28; comercio minorista y mayorista (excluye comercio por comisión), 3,95; y actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, 3,90.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.