Juntos por el Cambio: dos cumbres vía Zoom, los llamados de Fernández y las diferencias entre Larreta y los radicales

·5  min de lectura
Suarez, Valdés, Morales y Larreta no irán a la reunión con Guzmán
Ciudad

Después de una jornada de frenéticas negociaciones, en las que intervino el propio presidente Alberto Fernández, los gobernadores de Juntos por el Cambio ratificaron que no irán a la Casa Rosada para escuchar a Martín Guzmán, quien revelará detalles del acuerdo que discute con Fondo Monetario Internacional (FMI), pero se comprometieron a reunirse con el ministro de Economía la semana próxima para interiorizarse sobre la negociación por la deuda. Allí, también estarán presentes los jefes parlamentarios de la coalición opositora. Aún no se definió cuál será la sede, pero JxC presiona para que se desarrolle en el Congreso.

Si bien acordaron una estrategia conjunta, la convocatoria del Gobierno volvió a generar tensiones en JxC y a exhibir las dificultades que enfrenta la conducción del espacio para consensuar posicionamientos. Es más, los cuatro mandatarios del conglomerado opositor tuvieron que hacer dos reuniones vía Zoom durante la jornada de ayer para definir una respuesta a la Casa Rosada. Fue luego de que el jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta, reiterara su rechazo a la invitación de Guzmán en una conferencia de prensa. “Es mucho más una reunión política, que una en serio, de trabajo institucional”, dijo el alcalde. Y reiteró que el ámbito para discutir un eventual acuerdo con el Fondo por la deuda es el Congreso. Sus dichos sorprendieron a Gerardo Morales (Jujuy), quien venía dialogando con Fernández para conciliar posiciones. Sergio Massa (FDT) también intervino en esas charlas. Para el jujeño, esa reacción de Larreta fue “inconsulta”. El debate interno en JxC se tensó durante varias horas. La mesa nacional del espacio podría juntarse mañana, para debatir el tema.

Giro de los gobernadores radicales: Morales anticipa que enviarán “delegados” a la Casa Rosada

En un gesto hacia el Presidente, quien antenoche había decidido excluir a sindicalistas y empresarios para destrabar la resistencia opositora, los mandatarios de la UCR definieron ayer que enviarán a representantes de sus provincias al encuentro entre Guzmán y los gobernadores, que se realizará esta tarde en el Museo del Bicentenario. En cambio, Larreta no mandará a ningún representante.

El jefe del Estado llamó cinco veces al gobernador Gerardo Morales (Jujuy), quien fue ungido hace un par de semanas como nuevo titular del radicalismo, luego de que los mandatarios de JxC emitieran un comunicado para rechazar la invitación oficial. También se comunicó con Gustavo Valdés (Corrientes). “Nos comprometimos a estar el lunes en Buenos Aires y nos reuniremos con Guzmán y los presidentes de los bloques para que nos pongan en conocimiento de la negociación”, aseguró Valdés a LA NACION. El Presidente quería contar con la presencia de todos los mandatarios provinciales en la reunión en busca de respaldo político en el tramo final de la negociación con el FMI.

Para contentar a JxC, que intuía que el encuentro era un “show político” más que una charla institucional, Fernández reformuló los términos de la convocatoria. “Si decimos que queremos diálogo y consenso tenemos que hacerlo. Hay una intención del Presidente de escucharnos, de aceptar nuestros reclamos”, afirmó Morales a LA NACION. El jujeño y Valdés coinciden en que el Gobierno intentó “bajar la espuma”, exhibió que el fin de la reunión era informar sobre el acuerdo con el FMI y cedió para conseguir la presencia de los opositores. “Hemos logrado cambiar las condiciones. Pasamos de un show político a una reunión institucional”, indicaron desde la UCR. Luego de que Fernández modificara los términos de la convocatoria –excluyó a sindicalistas y empresarios- para garantizarse la presencia de todos los gobernadores, Después de que Fernández decidiera reformular la convocatoria, Larreta, Morales, Rodolfo Suárez (Mendoza) y Valdés dialogaron vía Zoom. Fueron dos reuniones para consensuar una postura conjunta.

Tras varias idas y vueltas, los gobernadores de JxC se comprometieron a reunirse la semana próxima con Guzmán y los jefes parlamentarios de JxC para interiorizarse sobre la negociación con el FMI. En paralelo, Morales definió que enviará a su vice, Carlos Haquim, al encuentro de hoy convocado por Guzmán. En tanto, Suárez mandará a su ministro de Economía, Enrique Vaquié, y Valdés, a su vice, Pedro Braillard Poccard. La Ciudad no enviará a ningún delegado. “Esa reunión está devaluada, quedó muy flaca”, apuntan desde la UCR.

El Gobierno modifica la convocatoria para que asistan los gobernadores de la oposición

El alcalde desconfía del Gobierno, sobre todo después de la poda inconsulta de los fondos de coparticipación a la Ciudad. De hecho, no firmó días atrás el nuevo Consenso Fiscal, ya que la administración porteña sostiene la demanda en la Corte Suprema por la quita de recursos.

Trasladar el debate por el acuerdo con el FMI al Congreso es la estrategia que se acordó en el seno del conglomerado opositor para evitar tensiones entre los socios del espacio.

Horacio Rodríguez Larreta
Alberto Raggio


Horacio Rodríguez Larreta (Alberto Raggio/)

Minutos después de que Larreta ratificara su postura en una conferencia de prensa, la portavoz del Presidente, Gabriela Cerruti, aseguró que el Gobierno escuchó el reclamo de los mandatarios de la oposición y, por esa razón, decidió excluir a gremialistas y representantes del sector empresario. “Después, obviamente lo haríamos con las fuerzas políticas y los bloques en el Congreso, que es dónde se debatirán el plan plurianual y el acuerdo final con el FMI”, dijo.

Larreta, Morales, Valdés y Suárez coinciden en que es necesario acordar con el Fondo y acompañar al Gobierno en la negociación, pero consideran que Fernández debe dar mayores precisiones sobre su diálogo con las autoridades del organismo y exhibir un programa económico. Desde que JxC ganó las elecciones legislativas, los principales jerarcas de la fuerza repiten que la oposición debe evitar “el abrazo del oso”.

Ayer, los gobernadores opositores habían dicho que la convocatoria del oficialismo se parecía más a “una reunión política” que a un encuentro “institucional de trabajo”. “El Gobierno insiste en convocar a los gobernadores para escuchar el punto en el cual están las negociaciones con el FMI, de una deuda histórica que no se resolverá de un día para otro”, expresó Cerruti.

Mañana, Guzmán revelará ante los gobernadores las metas económicas que negocia con el FMI por la deuda. Según anticipó hoy LA NACION, el ministro de Economía detallará los compromisos de reducción de déficit, de acumulación de reservas y de emisión monetaria para los próximos años. Son tres ejes centrales de la negociación con el Fondo.

Con el faltazo de los mandatarios de JxC y de Juan Schiaretti (Córdoba), quien dijo ayer que no asistirá a la reunión con Guzmán por “cuestiones de agenda”, Fernández solo podrá exhibir el apoyo de gobernadores oficialistas.

En JxC sostienen que no respaldarán un eventual acuerdo con el organismo si no hay posición unánime en el Frente de Todos.

Con la colaboración de Jaime Rosemberg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.