Pese a división, presidente del Senado descarta ruptura en Morena

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 1 (EL UNIVERSAL).- El nuevo presidente del Senado, Alejandro Armenta, descartó una fractura en la bancada de Morena por su elección, pues afirmó, en "democracia lo fundamental no son las unanimidades, sino las coincidencias".

En entrevista, el legislador por Puebla reconoció la tolerancia de sus compañeros para repetir en tres ocasiones la votación que lo ratificó en el cargo y subrayó que el proceso se repitió con el único propósito de que quedara clara la legalidad y la legitimidad.

"El rencor puede ser un sentimiento humano, legítimo. En el Senado de la República hay una vida democrática, hay tolerancia, debe de haber respeto, debe de haber capacidad de diálogo, la política es el arte del diálogo y la conciliación. (…) Quiero reiterarles que, en la democracia, lo fundamental no son las unanimidades, sino las coincidencias. Y logramos las coincidencias", enfatizó.

Se dijo feliz y motivado de construir una nueva etapa, de fortalecer la relación con el titular del Ejecutivo Federal, con los grupos parlamentarios y trabajar con los coordinadores en el ámbito de las competencias que corresponden y darles a las mayorías y a las minorías el trato que les corresponde, con equilibrio.

Informó que por acuerdo de la bancada de Morena, uno de sus encargos será ensanchar la comunicación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que buscará una reunión con él lo antes posible.

Reveló que ya hizo contacto con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández. "Con él tuvimos comunicación desde el momento en que inició este proceso en el pleno. Y vamos a seguir teniendo comunicación".

Destacó que el debate y las diferencias no son ajenas en el proceso legislativo y reiteró que con todos los integrantes de la Mesa Directiva habrá "mucho diálogo y mucha conciliación política".