Pese a la baja de precios, aconsejan tomar coberturas con los granos gruesos

·2  min de lectura
cosecha de soja

ameghino provincia de buenos aires 
 _Augusto Famulari
Augusto Famulari.

La volatilidad que muestran últimamente los precios de la soja y del maíz genera gran incertidumbre entre los productores. ¿Ya pasó el mejor momento de precios en Chicago? ¿Los valores tienen posibilidad de recuperación? ¿Conviene vender o esperar? Esas son las preguntas que se hacen muchos agricultores en los tramos finales de la cosecha.

Las respuestas correctas las dará el paso del tiempo, pero hay señales del mercado que permiten guiar las decisiones. Las primeras son las posiciones futuras del mercado de Chicago. A principios de esta semana el maíz para entrega julio se cotizaba en el CBOT a US$259 por tonelada, 15% por encima de la posición diciembre (US$219). Por su parte, la posición más cercana de la soja en el mismo mercado valía US$520 vs 482 de diciembre (-7%).

El valor de la soja acumula una baja del 10,4% en Chicago en lo que va de junio

“El mercado invertido adelanta una perspectiva de satisfactoria producción de maíz y soja en Estados Unidos, especialmente del cereal”, observa Sebastián Olivero, responsable de commodities de la corredora StoneX. La caída de cotizaciones del primero tendría una explicación en la estabilidad de rindes que se alcanza en la zona maicera estadounidense gracias a la aplicación de tecnología. maíz, bien Las estadísticas muestran que en 30 años solo en 4 los rindes de maíz estuvieron 1-2% por debajo de los rendimientos de tendencia. En cambio, en soja, los rindes son menos estables: en 30 años, 10 veces cayeron por debajo de 1-2% de los niveles históricos.

Además, los cultivos de maíz están transitando bastante bien las etapas clave de definición del rendimiento, que va de fines de junio a fines de julio. Olivero destaca que los precios del maíz disponible son muy satisfactorios y que convendría no dejarlos pasar. La recomendación cobra fuerza si se considera que ya se declararon exportaciones por 30 millones de toneladas y que las autoridades estiman un saldo exportable de 36,5 millones. También aconseja ir tomando posiciones con el maíz 2021/2022.

Con la soja se podría esperar un poco, aunque también habría que ir aprovechando los muy buenos precios actuales. “Falta bastante para el mercado climático de agosto y se ven pocos riesgos de intervención oficial en el mercado doméstico, pero eso no debería ser sinónimo de hacer la plancha; es conveniente ir construyendo precios tomando los del disponible y los de la campaña nueva”, concluye Olivero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.