Pescadores de Yucatán denuncian la presencia de buzos-cazadores

DZILAM DE BRAVO, Yuc., junio 21 (EL UNIVERSAL).- Pescadores de esta franja del oriente de la zona costera de Yucatán, denunciaron la presencia de buzos-cazadores furtivos en esa región, sin que la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) ni la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tomen acción en favor de los pescadores de la zona y para frenar este tipo de actividad furtiva.

A poco menos de 15 días de abrirse la temporada de captura de langosta, y a mes y medio de la temporada de pulpo, (en julio y agosto, respectivamente) se avistan lanchas utilizando equipos y artes de buceo como compresores y ganchos, denunciaron los mismos pescadores.

Uno de los representantes de cooperativos de este lugar, Javier Álvarez Chan, relató sobre la posible depredación de especies marinas que, hasta el día de hoy, su captura sería considerada un delito.

Asegura que se han interpuesto denuncias constantemente por parte de pescadores ante la Conapesca y Semarnat, pero no hay presencia de estas autoridades y los mismos hombres del mar son los que han visto y registrado esas actividades ilícitas pero nadie parece poder ponerles un freno.

Cabe recordar que oficialmente la captura de langosta abriría hasta el próximo día primero del mes de julio, y la del pulpo un mes después, el día primero de agosto, pero aseguran que ya hay pescadores furtivos que vienen de otros lugares a las costas yucatecas para aprovecharse del producto y dejar en desventaja a los pescadores del litoral.

Álvarez Chan dijo que estos depredadores bucean en lancha de largo alcance mientras la Conapesca no interviene en detrimento de cientos de familias que viven de la pesca y que respetan los tiempos que pone el gobierno y las vedas establecidas.

Al parecer, la queja de los pescadores y lugareños de la zona costera oriente de Yucatán, es porque autoridades federales no monitorean y vigilan la zona porque de lo contrario, ya hubieran detectado la pesca furtiva que se está dando en esos sitios.

Esto -añadió-va en claro detrimento de los pescadores de la zona que dependen de la captura diaria porque no tienen grandes embarcaciones ni capitales para irse en alta mar durante varios días, sino que capturan a diario y de eso sobreviven.

Aun así y en medio de las limitaciones, la mayoría de los pescadores lugareños respetan las vedas y los tiempos establecidos para la captura, aseguraron.