Los pescadores italianos, en huelga por los precios del carburante

·3  min de lectura

Roma, 3 jun (EFE).- Varias asociaciones de pescadores de las principales zonas de pesca del país llevan más de una semana de paros como protesta por el precio excesivo del carburante, lo que está provocando problemas en la distribución del pescado nacional y ha obligado al Gobierno a anunciar nuevas ayudas.

La huelga convocada por los pescadores, sobre todo de la zona del Adriático (este) pero también en el sur del país, dura ya para algunos hasta 15 días debido el aumento de litro de carburante para la navegación, actualmente 1,20 euros, mientras que este invierno no superaba los 80 céntimos y hace justo año estaba en 40 céntimos.

"La situación es dramática. Con estos precios del carburante no merece la pena salir a faenar. Hemos pedido que se reduzca el precio o no cubrimos los gastos", dijo hoy a Efe el presidente de la cooperativa Trabajadores del Mar de Rímini (este), Giancarlo Cevoli.

En los últimos días se han producido reuniones entre los pescadores y el Ministerio de Agricultura para pedir que se baje a 70 céntimos al litro y que se baraje la posibilidad de desgravaciones e incentivos fiscales, pero por el momento no se ha llegado a ningún acuerdo.

“Estamos enojados y decepcionados, un sector reducido a la quiebra por el alto precio del diésel y aún sin respuesta del Gobierno”, afirmó Apollinare Lazzari, presidente de la asociación de productores pesqueros de Ancona, a los medios italianos.

Los pescadores de Ancona (este) anunciaron hoy que comenzarán desde el lunes a salir a pescar dos veces por semana, mientras que Cevoli explicó a Efe que ellos decidirán mañana qué hacer tras 15 días de paros.

El ministro de Políticas Agrícolas, Stefano Patuanelli, aseguró hoy que se han desembolsado 20 millones de euros del fondo destinado a la cadena de suministro, que se suman a otros 20 millones destinados el año pasado al sector pesquero.

Sin embarco, explica Cevoli, "de estos sólo 15 millones irán a la pesca marítima y otros 5 a la avicultura y no ayudarán mucho, así como tampoco la rebaja de 20 céntimos del carburante, ya que seguirá siendo un precio elevadísimo".

La falta de pesca está produciendo problemas en la distribución del pescado nacional y el aumento de los precios de más del 10 %, según las estimaciones de la mayor asociación agrícola del país, Coldiretti, además de que ocho de cada diez pescados que se encuentran en las lonjas italianas han llegado del extranjero.

Coldiretti también denunció cómo la flota pesquera de la región de Apulia (sur) ha perdido más de un tercio de las empresas pesqueras y 18.000 puestos de trabajo y "con un aumento simultáneo de las importaciones de pescado del 27% al 33% ".

También en Campania (sur) debido a la huelga hay escasez de pescado fresco, pues en los principales puertos como los de Nápoles o Portici, los pesqueros locales están detenidos desde hace una semana.

Por el momento no se han sumado a la protesta los pescadores de Mazara del Vallo, en Sicilia, uno de los puntos más importantes de la pesca italiana.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.