Los personeros electorales sí podrán entrar a los sitios de votación en Perú

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lima/Bogotá, 10 abr (EFE).- No es cierto, como se asegura en las redes sociales, que los personeros electorales de Perú, que representan en las mesas a los movimientos políticos, no podrán ingresar a los lugares de votación este domingo durante las elecciones generales en las que se elegirá presidente y se renovará el Congreso para el periodo 2021-2026.

A través de Facebook, se han hecho virales publicaciones que denuncian que el acceso de estos testigos a los puntos dispuestos en todo el país para emitir el sufragio será prohibido con el ánimo de atentar contra la transparencia del proceso electoral.

Una de estas entradas, que ya ha sido compartida más de 450 veces, alega que “los personeros no podrán entrar a los locales de votación aduciendo contagio por covid” y que, de esta manera, “se cocina el fraude” en esos comicios.

En los más de 70 comentarios de la publicación, usuarios coinciden en que esto “comprueba el fraude electoral” y piden que sus compatriotas “salgan a las calles, ya (que) la trampa está tendida” y “publicar este mensaje en todas las redes sociales”.

DATOS: Sin embargo, lo cierto es que ninguna autoridad electoral ha prohibido el ingreso de los personeros a los lugares de votación y, de hecho, la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (ONPE) ha publicado protocolos específicos contra la covid-19 para las personas que se desempeñen como tal.

Como consta en el portal de internet de la ONPE, la entidad ha dispuesto por medio de la resolución n.° 000382-2020-JN/ONPE de noviembre de 2020 las medidas necesarias para que los personeros puedan -en medio de la pandemia- cumplir con su labor de velar por los intereses de los movimientos políticos que representan.

Esto conlleva, precisamente, que puedan “observar y fiscalizar los actos de instalación, sufragio y escrutinio en las mesas” que tengan asignadas, como registra la Junta Nacional de Elecciones peruana en su página web.

De hecho, la ONPE ha distribuido una infografía en la que puede verse las medidas que tendrán que seguir los testigos electorales de los partidos este domingo para permanecer dentro de los locales de votación, todas enfocadas en el distanciamiento físico y la desinfección regular.

De acuerdo con la imagen, los personeros deben ingresar al centro de votación con el cubrebocas y protector facial bien puestos e identificarse con su documental de identificación y credencial.

Podrán, además, supervisar la instalación de las mesas, el acto de sufragio y el conteo de votos manteniendo un metro y medio de distancia y, en caso de que haya dudas de la identidad del elector, estos testigos podrán requerir que el presidente de mesa pida que este se baje un poco la mascarilla y contenga la respiración por un momento.

Además, hasta la víspera de los comicios, Efe no halló ninguna resolución oficial o mensaje en las redes sociales de los órganos electorales que prohíba el ingreso de estos testigos, como supuestamente denuncian los mensajes en redes sociales.

PERÚ ELIGE A SU PRESIDENTE DEL BICENTENARIO

Con más de 32 millones de habitantes y doscientos años de independencia, la República de Perú afrontará este domingo un proceso electoral cargado de simbolismo y con la expectativa de encontrar solución a las profundas discrepancias políticas y sociales que la han marcado a fuego en los últimos años.

Perú ha visto cómo todos sus presidentes de los últimos años son investigados por presunta corrupción y desde 2018 ha tenido cuatro gobernantes, tres de ellos durante el año pasado.

En esta ocasión, tiene a 21 partidos participando en los comicios generales al Congreso y 18 candidatos a ocupar la jefatura del Estado.

Para este 11 de abril se ha convocado a más de 25,2 millones de votantes que decidirán quién será su próximo presidente, dos vicepresidentes, 130 congresistas y 5 representantes en el Parlamento Andino.

El país enfrenta esta cita electoral en medio de una crisis sanitaria producto de la pandemia de covid-19, que ya deja en su territorio más de 1,6 millones de casos y casi 55.000 fallecidos.

(c) Agencia EFE