Personas sin trabajo en Florida perderán el beneficio de desempleo federal semanal de $300 a partir del 26 de junio

·5  min de lectura

TALLAHASSEE - En medio de un creciente debate sobre si los pagos mejorados por desempleo están disuadiendo a los floridanos de regresar al trabajo, el estado reveló el lunes que ya no distribuirá el suplemento federal de $300 a partir del 26 de junio.

Dane Eagle, jefe del Departamento de Oportunidades Económicas (DEO, siglas en inglés), había dicho anteriormente que retirarse de los beneficios federales de la COVID-19, como lo han hecho al menos otros 21 estados, era algo que estaba discutiendo con el gobernador Ron DeSantis, aunque no vencen hasta septiembre.

La semana pasada, DeSantis también restableció el requisito de Florida de que las personas que reciben desempleo soliciten cinco empleos por semana, una regla que fue adoptada en 2011 bajo la administración de Rick Scott para reducir los impuestos de desempleo para las empresas.

“Restablecimos el requisito de búsqueda de empleo y ahora descontinuamos el dinero federal adicional, y la razón es simple: tenemos casi medio millón de puestos vacantes en el estado de Florida”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa en Miami el lunes.

En la agonía de la pandemia, dijo, “tratamos de sacar dinero por la puerta, particularmente el dinero federal que pudimos obtener, y eso fue apropiado. Ahora estamos en una situación muy diferente“.

Algunos propietarios de pequeñas empresas, especialmente aquellos en industrias de bajos salarios como restaurantes, se han quejado de no poder contratar suficientes trabajadores mientras el estado continúa recuperándose de la pandemia de la COVID-19 y señalaron el aumento de los beneficios como una de las razones.

En abril, cuando el DEO publicó por última vez las cifras de desempleo, la tasa de desempleo era de 4.8%, lo que representa 487,000 floridanos desempleados de una fuerza laboral de más de 10 millones.

“La transición de este beneficio ayudará a satisfacer las demandas de las pequeñas y grandes empresas que están listas para contratar y expandir su fuerza laboral”, dijo el director ejecutivo del DEO, Dane Eagle, en un comunicado.

Sin embargo, algunos propietarios de negocios y grupos laborales han dicho que los beneficios federales adicionales no son la única razón de la lucha por encontrar nuevos empleados, citando la cantidad de mujeres que se vieron obligadas a dejar sus trabajos cuando la escuela se volvió virtual y las guarderías cerraron. Según el DEO, más de 172,000 mujeres han dejado la fuerza laboral desde abril de 2020.

Algunos empleadores han respondido aumentando los salarios para atraer a más trabajadores, algunos de los cuales encontraron un mejor salario por un trabajo menos arduo durante la pandemia, como los servicios de entrega DoorDash y Amazon.

La representante estatal Anna Eskamani, una demócrata de Orlando cuya oficina ha ayudado a decenas de miles de trabajadores a navegar por el defectuoso sitio web de desempleo CONNECT de Florida, instó al estado a reconsiderar la posibilidad de cortar los beneficios federales. Dijo que sigue recibiendo llamadas de residentes a los que se les debe una indemnización por desempleo.

“Se ha dejado claro una y otra vez que al gobernador de Florida no le importan los trabajadores de nuestro estado”, dijo. “No solo descartó los esfuerzos bipartidistas durante la sesión legislativa para aumentar la cantidad de beneficios semanales criminalmente bajos de Florida en $100, sino que hoy su administración ha decidido eliminar el apoyo federal fundamental del que dependen cientos de miles de personas”.

Cindy Huddleston, analista sénior de políticas y abogada del Florida Policy Institute, una organización sin fines de lucro que ha estudiado el sistema de desempleo del estado, dijo que la medida afectará especialmente a las mujeres, latinos y negros, todos los cuales tenían más probabilidades de perder empleos a causa de la pandemia.

Según las cifras proporcionadas por el DEO, para los floridanos negros, la tasa de desempleo promedio de abril de 2020 a marzo de 2021 fue del 11.5%, en comparación con el 7.9% de los trabajadores blancos. Para las mujeres, la tasa de desempleo fue del 9% frente al 8.1% para los hombres.

El Congreso aprobó suplementos federales a los beneficios por desempleo pagados por el estado al inicio de la pandemia en marzo de 2020, aumentando los beneficios semanales en $600. Más tarde, la porción federal se redujo a $300. El Congreso extendió esos beneficios a principios de este año.

Con la eliminación de la ayuda federal, los trabajadores desempleados en Florida solo pueden recibir un máximo de $275 por semana, uno de los beneficios más bajos del país.

Los demócratas presionaron para aumentar esa cantidad hasta $600 por semana durante la sesión legislativa, pero ninguno de esos proyectos de ley fue debatido. Un esfuerzo para aumentar el beneficio a $375 por semana por parte del senador Jason Brodeur, un republicano de Sanford, tampoco se aprobó.

En cambio, los líderes legislativos de Florida y el DEO se enfocaron principalmente en actualizar el sitio web que el estado usa para procesar solicitudes y administrar el dinero del desempleo. Una revisión independiente realizada por ISF Inc. estimó que la modernización del sistema — cuyo lanzamiento en 2013 costó en total $81 millones — le costará al estado $73 millones durante los próximos dos años y hasta $244 millones durante los próximos cinco años.

Eskamani dijo que creía que la decisión de DeSantis de terminar prematuramente los beneficios federales tiene una motivación política.

“La realidad es que las personas ya están volviendo a trabajar porque están completamente vacunadas y continúan vacunándose completamente. Este es otro truco político del gobernador cuando intenta apelar a una base conservadora radical y extrema“, dijo. “Es vergonzoso porque están usando la política para avergonzar a los trabajadores, llamarlos perezosos y quitarles los beneficios a quienes los necesitan desesperadamente”.

*Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por los periodistas Caroline Glenn y Gray Rohre. La traducción fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.