Tres personas muertas y otra gravemente herida en tiroteo masivo en fábrica de Maryland

·4  min de lectura

Tres personas murieron y otra víctima resultó gravemente herida en un tiroteo masivo en una planta manufacturera en Maryland. El tirador ahora está en el hospital luego de un tiroteo con un oficial, según las autoridades.

La Oficina del Alguacil del Condado de Washington dijo que el tiroteo se dio alrededor de las 2:30 pm (hora local) del jueves por la tarde en Columbia Machine en Smithsburg, a unas 75 millas (120 kilónetros) de la ciudad de Baltimore.

Los oficiales acudieron a las instalaciones en Bikle Road para recibir informes de un tirador activo y llegaron para encontrar tres víctimas muertas en la escena y una cuarta con heridas graves.

El sospechoso masculino ya había huido de la escena antes de que llegaran los oficiales con una descripción que circuló rápido entre las unidades de respuesta para tratar de localizar al perpetrador.

Un policía del estado de Maryland luego se encontró con el presunto tirador en un vehículo cercano y estalló un tiroteo.

Tanto el policía como el sospechoso recibieron disparos en el incidente y fueron trasladados al hospital para recibir tratamiento.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró en una conferencia de prensa anterior que la policía estatal “persiguió al sospechoso”, quien luego abrió fuego contra los oficiales y le disparó a uno en el hombro.

El oficial devolvió el fuego y “le disparó en respuesta”, añadió.

Se desconocen las condiciones tanto del oficial herido como del tirador.

La condición de la cuarta víctima encontrada en la planta tampoco está clara.

Se realizan investigaciones en la escena del tiroteo en Smithsburg, Maryland (NBC Washington)
Se realizan investigaciones en la escena del tiroteo en Smithsburg, Maryland (NBC Washington)

La sargento Carly Hose, de la Oficina del Alguacil del Condado de Washington, dio pocos detalles sobre el incidente en una conferencia de prensa el jueves por la tarde, pero trató de tranquilizar a la comunidad de que ya no existe una amenaza activa.

La sargento comentó que no podía proporcionar ningún detalle sobre las identidades de las víctimas o si eran o no empleadas en las instalaciones de la planta.

La identidad del sospechoso tampoco fue revelada, y la sargento confirmó que es hombre, pero se negó a comentar sobre su edad o cualquier otro detalle de identificación.

Ella detalló que no tenía información para compartir en ese momento sobre si el hombre armado trabajaba en las instalaciones o por qué pudo haber elegido atacar esa ubicación.

También se negó a decir qué tipo de arma se utilizó en el ataque.

No está claro si el tiroteo inicial tuvo lugar dentro o fuera de las instalaciones de Columbia Machine.

Múltiples agencias federales, incluidos el FBI y la ATF, apoyan en la investigación.

El senador de Maryland, Ben Cardin, tuiteó que esto “no puede seguir sucediendo” y dijo que sus oraciones estaban con las familias de las víctimas.

“Horrible tragedia en #Smithsburg. Mis pensamientos están con todas las familias de las víctimas hoy. Esto no puede seguir pasando”, tuiteó.

“Agradecido con la policía local, la Policía Estatal de Maryland, el FBI, la ATF y cualquier otra persona que trabaje para determinar los detalles”.

El congresista David Trone, quien representa al distrito que incluye la ciudad, tuiteó el jueves por la tarde que monitoreaba de cerca la situación e instó al público a mantenerse alejado del área.

“Estamos monitoreando activamente el tiroteo masivo en #Smithsburg en este momento, y nuestra oficina está en contacto con los funcionarios sobre el terreno”.

“Si eres de la localidad, aléjate del área mientras la policía responde”, tuiteó.

Columbia Machine es una empresa que se especializa en “fabricación de moldes, piezas y necesidades de reparación, que ofrece un servicio completo y capacidades de ciclo completo para mantener la producción de su planta las 24 horas”, según el sitio web de la empresa.

El ataque marca el último de una serie de tiroteos masivos que han destrozado comunidades y familias en todo EE.UU. en las últimas semanas. Los legisladores están bajo una presión cada vez mayor de aprobar leyes de control de armas con sentido común.

El 14 de mayo, 10 personas negras fueron asesinadas a tiros por un autoproclamado supremacista blanco y racista en una tienda de comestibles en Búfalo, Nueva York.

Solo 10 días después, 19 estudiantes de entre nueve y 11 años y dos maestras murieron en un tiroteo masivo en una escuela primaria en Uvalde, Texas.

En ambos casos, los tiradores de 18 años pudieron comprar legalmente los rifles AR-15 que luego usaron en las masacres.

Un día antes del tiroteo en Maryland, los sobrevivientes y las familias de las víctimas testificaron ante el Comité de Supervisión de la Cámara e instaron a los legisladores a abordar el aumento de la violencia armada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.