Dos personas muertas y 5 soterradas por un alud en Guatemala

Agencia EFE
·2  min de lectura

Guatemala, 14 nov (EFE).- Un deslizamiento de tierra causado por las lluvias de los últimos días causó dos muertos y mantiene además soterradas a otras cinco personas, que no se sabe si siguen con vida, en en municipio del oriente de Guatemala.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó que también resultaron heridas tres personas, que fueron rescatadas de los escombros y que fueron trasladadas a centros asistenciales del lugar.

El deslizamiento de tierra sucedió en el barrio Agua Caliente, del municipio de Camotán, en el departamento de Chiquimula (este), unos 197 kilómetros al este de la Ciudad de Guatemala.

El portavoz de la Conred, David de León, dijo a los medios de comunicación que el fenómeno fue provocado porque "se registró lluvia en el sector la semana anterior cuando tuvimos los efectos de la depresión tropical Eta".

Ahora, las autoridades iniciarán "el proceso para identificar la construcción del muro de contención", agregó De León.

Las cinco personas soterradas, que no se ha determinado si están vivas, fueron "ubicadas" por los grupos de rescate encabezados por la Conred, los bomberos municipales y voluntarios, la Policía Nacional Civil y el Ejército, así como el aporte privado de maquinaria.

Guatemala se prepara para la inminente llegada de un nuevo fenómeno tropical, la tormenta Iota que lleva un curso similar al del huracán Eta, que tocó tierra el martes 3 de noviembre en Nicaragua como un poderoso huracán y, tras arribar a Honduras como depresión tropical, finalmente el viernes 6 salió de Centroamérica.

Sin embargo, su paso destructor suma poco más de 140 muertos o desaparecidos en Guatemala y cerca de 700.000 personas afectadas.

Hasta antes del fenómeno Eta, la temporada de lluvias 2020 había dejado, desde mayo a octubre, 1,5 millones de personas afectadas, más de 10.000 evacuadas y 21 fallecidas.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, la nueva tormenta Iota podría convertirse en un huracán de gran magnitud cuando se aproxime a Centroamérica, que empezará a sentir sus efectos en forma de fuertes vientos y lluvias, además de marejada ciclónica, a partir del lunes.

Hasta el próximo miércoles se espera que produzca lluvias en Honduras y partes de Nicaragua, Guatemala, El Salvador y Belice, así como en sectores de Colombia, Panamá, Costa Rica y Jamaica.

(c) Agencia EFE