Tres personas son capturadas cada día en Nicaragua por razones políticas

Agencia EFE

Managua, 6 may (EFE).- Al menos tres personas son capturadas cada día en Nicaragua por razones políticas al mostrar rechazo hacia el Gobierno del presidente Daniel Ortega, informó este miércoles una fuente de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“En las últimas cinco semanas al menos 92 personas han sido detenidas arbitrariamente, es decir, al menos 3 personas son detenidas diarias por razones políticas, en Nicaragua nada está normal”, dijo a Efe la miembro juvenil de la Alianza Cívica, Yunova Acosta.

Las capturas de opositores se dan en el marco de una crisis sociopolítica que se inició durante el levantamiento popular contra Ortega, en abril de 2018, lo que ha dejado cientos de muertos, presos o desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

Desde septiembre de 2018 la Policía de Nicaragua tiene una estricta prohibición de toda forma de rechazo hacia Ortega y su familia, así como del uso de la bandera nacional, la entonación del himno nicaragüense.

Aunque en 2019 más de 620 “presos políticos” fueron enviados a sus casas bajo libertad condicional, las detenciones continuaron, según la disidencia.

Un informe presentado hoy por la Alianza Cívica, indica que unos 86 nicaragüenses están tras las rejas en calidad de “presos políticos”, de los cuales 17 ya habían sido excarcelados, entre ellos dos transexuales y tres mujeres con padecimientos previos que las hacen especialmente vulnerables al COVID-19.

PIDEN LIBERTAD

El director ejecutivo de la Alianza, Juan Sebastián Chamorro, demandó a las autoridades la liberación inmediata de los “presos políticos”, y que a lo inmediato se le garantice, a todos los reos en general, el abastecimiento de agua necesario dentro de las cárceles, así como alcohol, jabón, salubridad, así como acceso a la salud y los medicamentos.

La experta constitucionalista Azahalea Solís, también integrante de la Alianza Cívica, recordó que ayer fue lanzado un “S.O.S. por los presos políticos”, que abarca a los reos comunes, ya que se encuentran “en una situación de insalubridad, con síntomas que podrían ser compatibles con el COVID-19 y tienen enfermedades crónicas”.

La denuncia sobre la captura diaria de opositores se da días después de que la Unión Europea y Reino Unido anunciaron sanciones económicas contra dos asesores personales de Ortega y cuatro jefes policiales, por “serias violaciones a los derechos humanos”, que incluyen torturas, negación del acceso a la salud, o tratos degradantes.

La disidencia nicaragüense ha celebrado dichas sanciones, que han llegado de manera sorpresiva cuando el COVID-19 acapara la atención de todo el mundo, mientras que la Presidencia ha advertido de su malestar por las decisiones de los países europeos.

El conflicto interno de Nicaragua ha alcanzado a la Organización de los Estados Americanos (OEA), que ha puesto en marcha la aplicación de la Carta Democrática Interamericana contra el país centroamericano, que de aplicarse le suspendería del organismo.

Nicaragua no vivía una crisis sociopolítica tan violenta desde los años 1980 a 1990, también con Ortega en la Presidencia.

(c) Agencia EFE