Personas con artritis idiopática juvenil deben continuar con tratamiento

Por Rocío Mundo Espejel

México, 30 Abr (Notimex).- Durante la pandemia de COVID-19, las personas con artritis idiopática juvenil deben continuar con su tratamiento y seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar riesgos de contagio, afirmó el especialista en reumatología, Manuel Robles San Román.

En entrevista con Notimex, el también asesor de la Fundación Mexicana para Enfermedades Reumáticas (Fumerac), señaló que debido a que la artritis idiopática tiene un sustento autoinmune, los organismos de estas personas son más propensos a adquirir una infección.

“Si los pacientes están siendo tratados con inmunosupresores deben tener cuidado y seguir las recomendaciones porque son organismos más propensos a tener una infección. Además, a pesar de la pandemia, deben continuar con su tratamiento”.

Explicó que esta enfermedad afecta principalmente las articulaciones de manos, codos, rodillas y pies de niños y jóvenes de hasta 16 años. A quienes les produce dolor, inflamación, irritabilidad, pérdida de peso y, en muchas ocasiones, fiebre.

Robles San Román aseguró que este tipo de artritis, cuya incidencia es de .5 a dos por ciento de la población, no es fácil de diagnosticar debido a que los niños pueden tener dificultad para expresar sus síntomas. Incluso, llega a ser confundida con dolores de crecimiento por parte de médicos generales.

“¿Cómo nos podemos dar cuenta de esto?, porque los niños son muy inquietos entonces cuando no hacen su vida normal o no juegan, algo está pasando”. Por lo que recomendó acudir con expertos en reumatología pediátrica, quienes están entrenados para diagnosticar la enfermedad.

El 90 por ciento del diagnóstico se hace a través de la historia clínica, posteriormente se realizan radiografías o estudios de sangre, como biometría hemática o factor reumatoide, destacó en el marco del Día del Niño, que se conmemora este 30 de abril.

Finalmente, mencionó que si la enfermedad es tratada y diagnosticada de manera adecuada, puede frenarse casi en un 100 por ciento. De lo contrario, “es como un ratón que va mordiendo las articulaciones hasta causar limitación funcional y deformidad”.

-Fin de nota-

NTX/RME