Unos 290 ecuatorianos llegan desde España en vuelo de Iberia

Agencia EFE

Quito, 28 abr (EFE).- Unos 290 ciudadanos ecuatorianos que se encontraban varados en España regresaron este martes al país en un vuelo de la compañía Iberia, fletado especialmente para la repatriación de nacionales en una y otra dirección.

El vuelo llegó a Quito para el traslado el miércoles de ciudadanos españoles que se encuentran en Ecuador y, en una iniciativa conjunta de la Cancillería ecuatoriana, la Embajada de Ecuador en Madrid y la compañía, se ha conseguido repatriar también a 287 ecuatorianos que estaban a la espera de regresar al país, confirmó a Efe el canciller ecuatoriano, José Valencia.

"Quienes vienen responden a parámetros del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) que pueden llegar al Ecuador", indicó Valencia, quien destacó la labor del Consulado del Ecuador en Madrid en su organización.

A su llegada, los pasajeros serán conducidos a distintos hoteles en Quito y sus alrededores para que pasen allí los 14 días de cuarentena que prescribe la normativa del COE.

"Hemos organizado un operativo donde serán recogidos del aeropuerto por autobuses de la Agencia Nacional de Tránsito con resguardo de la Policía Nacional", explicó el canciller sobre el proceso de traslado bajo extremas medidas de seguridad.

Pero ya antes, en la terminal serán sometidos a una revisión de salud por si hubiera algún caso sospechoso de contagio, si bien no se espera porque antes de embarcar pasaron también una revisión en Madrid.

Hasta ahora, Ecuador ha repatriado a unos 3.950 de sus ciudadanos en vuelos desde distintos países, de una lista de alrededor 8.000 que están registrados en distintos consulados por el mundo.

Valencia aseguró en ese sentido que "el Gobierno ecuatoriano sigue trabajando para que puedan regresar al país de forma paulatina y segura, y de acuerdo a las prioridad" de cada grupo.

En el avión de Iberia llegó también una carga de 300 kilogramos de insumos médicos para la lucha contra el coronavirus, así como 17 respiradores.

Se trata de un material donado por la Fundación Mapfre y por el Colegio de Ingenieros de Barcelona, en una serie de proyectos entre los Gobiernos de los dos países para paliar los efectos de la pandemia.

"Es un gesto de solidaridad que agradecemos", dijo el canciller, quien también resaltó el que la compañía aérea corriera con los gastos del traslado de este material.

(c) Agencia EFE