Personal de salud sale a las calles a exigir pagos en Guerrero

·2  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., septiembre 25 (EL UNIVERSAL).- Personal médico, de enfermería y administrativos eventuales de la Secretaría de Salud de Guerrero protestaron para exigir el pago del Fondo del Estado de Guerrero para Ahorro Capitalizable (FEGAC) a 5 mil de sus compañeros y también para que el gobierno formalice su situación laboral.

Alrededor de las 11:00 horas, marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir el pago del FEGAC y para demandar su formalización como trabajadores.

El FEGAC es un fondo de ahorro formado por aportaciones de los propios empleados, el Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTE) y el gobierno del estado; sin embargo, no ha sido pagado a por lo menos 5 mil trabajadores, a quienes se les adeudan 17 mil 500 pesos, que suman unos 96 millones de pesos.

Este incumplimiento provocó que el pasado lunes, personal de los 14 hospitales y los 400 centros de salud estatales comenzaran un paro de labores que incluyó el cierre a los accesos principales y que hasta este viernes sólo atendía urgencias.

En la manifestación, los trabajadores eventuales demandaron al presidente Andrés Manuel López Obrador cumplir con su compromiso sobre regularizar a los colaboradores del sector Salud: "Nosotros estamos luchando para que el gobierno nos otorgue la base laboral, porque estamos trabajando en un estado de indefensión ya que tenemos un salario muy bajo, carecemos de prestaciones sociales, e incluso, ni siquiera a tener derecho a la salud", contó el médico Juan Pablo Sánchez Miranda.

La médica Frida Gutiérrez Mayo acusó a las autoridades de la Secretaría de Salud de estar en complicidad con la dirigente de la Sección 36 del SNTS, Beatriz Vélez Núñez, para otorgar bases laborales a personas que no tienen la antigüedad laboral.

"Esas personas beneficiadas con una plaza son gente incondicional de la dirigente y dejan fuera de este beneficio a trabajadores que tienen 11 y hasta 20 años laborando", denunció.

También explicaron que con el paro de labores de sus compañeros su carga laboral aumentó, sobre todo en el área de Urgencias y denunciaron que durante la pandemia muchos de los trabajadores eventuales se contagiaron, sin recibir atención médica: "En el hospital de Atoyac de Álvarez, la mitad del personal se contagió de coronavirus y sólo les dieron ocho días de reposo, obligándolos a regresar a trabajar", señaló un enfermero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.