Lo que una persona piense de su enfermedad influye en cuánto se puede curar, o no

MÁS DESTACADO EN SALUD Y CIENCIA

(www.neomundo.com.ar)- Lo que una persona piensa de su enfermedad afecta la evolución de la patología, al punto que puede determinar la curación y como queda su estado de salud. Polémica, si se tiene en cuenta que no todas las enfermedades tienen un origen psicosomático, es la conclusión a la que llegaron los psicólogos Keith Petrie de la Universidad de Auckland (Australia) y John Weinman del King's College de Londres (Reino Unido).

Es que ellos aseguran haber hallado en sus investigaciones que la percepción que tienen las personas de su propia enfermedad afecta muchas decisiones, como por ejemplo si van a seguir el tratamiento asignado por su médico. Y esto ejerce una fuerte influencia en la evolución de la enfermedad y la recuperación de la salud.

Para los expertos, su estudio confirma que las intervenciones cortas destinadas a modificar las percepciones de las personas en torno a su enfermedad pueden beneficiar múltiples aspectos de su salud. Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Current Directions in Psychological Science.

Petrie y Weinman revisaron múltiples investigaciones enfocadas en como la autopercepción de la enfermedad afecta el desarrollo de distintos aspectos de la salud. Petrie detalla que como una persona percibe su enfermedad surge de las creencias en torno a la patología y al lugar ocupa en su vida. Por ejemplo, un paciente puede tener ideas preconcebidas en torno a cuánto dura una enfermedad, qué la causa o cómo afecta su vida familiar y social.

El nuevo estudio encontró que la forma en que un paciente percibe su enfermedad se relaciona de manera directa con importantes cuestiones de salud, como el seguimiento del tratamiento recomendado, la recuperación completa de sus funciones físicas e incluso la mortalidad. Los especialistas enfatizan el hecho de que algunas investigaciones incluso dicen que las ideas de una persona en torno a su enfermedad son más importantes que la severidad de la patología para predecir su desarrollo.

″La percepción de los pacientes de su enfermedad guía sus decisiones de salud. Un médico puede realizar un diagnóstico certero y tener excelentes tratamientos a mano pero si la terapia no se adecua a las ideas que el paciente tiene de su enfermedad, lo más probable es que no la continúe″, asegura Petri. Y enfatiza que si un tratamiento no tiene en cuenta la opinión del paciente, tiene muchas posibilidades de fallar.

Más información haciendo click con el mouse sobre el logo de WWW.NEOMUNDO.COM.AR

Cargando...