“Era una persona para confiar”: se hicieron amigos de un desconocido, los estafó y perdieron una fortuna

·4  min de lectura
El presunto estafador se presentaba como directivo de un grupo hotelero: logró embaucar a varios hombres y se llevó más de 200 mil euros
Facebook: Diego Romero

Dice un adagio popular que los amigos se conocen en los negocios. Eso le sucedió a un grupo de personas al descubrir que su mejor amigo era, al parecer, un estafador.

¿Cómo los estafó? Esta es la historia.

La frase que Gonzalo Valenzuela se habría tatuado en honor a Ringo, el hijo que perdió con Juana Viale

La primera víctima

Diego Romero trabajaba en un bar de Ibiza, España. Acostumbrado a ver cientos de turistas, uno de ellos se ganó su confianza: Jonathan. ”En 2018 era cliente habitual del bar. Solía venir a menudo. Supuestamente era directivo de un grupo hotelero muy importante en la isla”, comentó Diego al canal Telecinco. Se presentaba como ejecutivo y secretario judicial en excedencia, es decir: había tomado una pausa en su trabajo público.

Diego le empezó a contar partes de su vida. En una de esas conversaciones, se desahogó y le habló de la ‘tusa’ que tenía por separarse de su pareja. Tras este episodio de sinceramiento, la relación de amistad se afianzó más y más.

”Empezó a venir más seguido al bar. Siempre preocupado por mí. Me preguntaba cómo estaba y si estaba bien. Era una persona que nunca me iba a imaginar que me iba a hacer esto”, expresó. El tiempo pasó. Llegó la pandemia y el bar tuvo que cerrar.

Estos son los chats que compartió en su Facebook personal Diego Romero
Facebook: Diego Romero


Estos son los chats que compartió en su Facebook personal Diego Romero (Facebook: Diego Romero/)

El grupo de amigos

Para diciembre de 2020, Diego recibió una llamada de Jonathan. Le anunciaba que se iría a vivir a Ibiza. Le pareció fenomenal, pues tendría más cerca a su amigo. Así que decidió presentárselo a su círculo cercano. “Empezamos lo típico: cafés por la mañana, caminatas, comidas. Teníamos un grupo con los amigos y en el grupo siempre era muy activo”, relató Diego.

Les compartía por chat su vida de negocios. Según lo que les decía, tenía varias reuniones en Barcelona y Madrid. Debía viajar muy seguido. Era alguien muy importante. ”Uno siempre confía en sus amigos y debido a sus antecedentes de directivo y secretario judicial, con toda esa información, la verdad era una persona para confiar. Una persona que se preocupa por ti, te llama todas las mañanas, te dice ‘vamos a tomar un café, vamos a dar una vuelta, vamos a cenar’. Siempre intentando levantarte el ánimo”, contó Diego.

La China Suárez compartió una jugada foto a una semana de separarse de Benjamín Vicuña

La estafa

Diego le había revelado que, producto de la separación con su pareja, había vendido un departamento y tenía el dinero en su cuenta bancaria. Jonathan se interesó y le propuso ayudarlo a buscar un nuevo hogar. Al parecer, por su presunto trabajo en un juzgado, él tenía contactos y conocía toda la “movida” de los embargos y las viviendas de remate.

Un día le contó sobre el apartamento perfecto ubicado sobre la Avenida España, en Ibiza. 100 metros cuadrados que estaban, al parecer, en remate con 50 por ciento de descuento. Solo debería pagar 157 mil euros. Una ganga, si se tiene en cuenta la exclusividad del sector.

Vista de Ibiza, España
iStock


Vista de Ibiza, España (iStock/)

De acuerdo con los chats revelados por Diego en sus redes sociales, Jonathan se mostraba atento y le dijo que el negocio estaba a punto de cerrarse. Debía consignar el 40 por ciento (63 mil euros) del valor total a unas cuentas que él le indicó. Lo hizo sin pensar en que sería un estafador.

La estafa al descubierto

Muy entusiasmado, Diego les contó a sus amigos la gran ayuda que le brindó Jonathan para su nuevo hogar. Sin embargo, ellos comenzaron a sospechar, por lo que decidieron despejar las dudas. “Llamamos a la cadena hotelera y nadie sabía nada de él, incluso mandamos una foto. Por otro contacto también descubrimos que jamás había trabajado en los juzgados”, explicó Diego al diario El País.

Y todo explotó: salieron a flote más estafas Susana, perteneciente al grupo de amigos, se había dejado convencer por Jonathan para ingresar al mercado de las divisas. El primer paso: transferirle 3 mil euros. ”Lo hice y quedamos en que llamaría para irme informando. Hasta que todo estalló por los aires y nos dimos cuenta de que todo era mentira”, comentó Susana al diario.

Diego le empezó a contar partes de su vida
Facebook: Diego Romero


Diego le empezó a contar partes de su vida (Facebook: Diego Romero/)

Más amigos, quienes se mantuvieron en el anonimato, perdieron hasta 80 mil euros. Todo, según recopiló Diego, suma unos 230 mil euros que llegaron a las cuentas bancarias de Jonathan. Lo enfrentaron en mayo de 2021, pero él lo negó todo. Les escribió por chat que se contactaría con ellos para hablar con detalle sobre lo ocurrido, pero no volvieron a saber de él.

Tras la polémica de los carpinchos, Ricky Montaner estalló contra sus vecinos de Nordelta

Diego, entonces, puso la demanda junto con otros de los embaucados. Divulgó su caso en otros medios de comunicación y redes sociales, pero sus cuentas estarían siendo hackeadas. ”Te prometo que hasta no verte donde deberías estar no voy a parar”, escribió Diego en su cuenta de Facebook.

Jonathan no se pronunció al respecto. La lucha continuará y se tendrán que encontrar en los estrados judiciales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.