Persiste mala calidad del aire en el Valle de México

·2  min de lectura

Salvador Corona

CIUDAD DE MÉXICO, abril 24 (EL UNIVERSAL).- La mala calidad del aire predominó nuevamente este viernes en la Ciudad de México y Estado de México, a pesar de que el jueves hubo restricciones vehiculares por la contingencia ambiental por ozono.

De acuerdo con datos del Sistema de Monitoreo Atmosférico, que depende de la Secretaría de Medio Ambiente capitalina, a las 16:00 horas de este viernes la estación de monitoreo de Cuautitlan Izcalli, en el Estado de México, registró como máximo 150 puntos por partículas de PM10, que son pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas y hollín, entre otros.

Aunque la calidad de algunas estaciones de monitoreo de la Ciudad de México mostraban una calidad buena, horas más tarde todas se pintaron de naranja, es decir, con condiciones malas por la cantidad de partículas contaminantes.

Lo anterior se agravó debido a un aumento en las intensidades del viento, con rachas superiores a los 18 kilómetros por hora en algunas zonas de la Ciudad de México, por lo que ocasionaron concentraciones de partículas PM10 y PM2.5.

Cabe mencionar que las estaciones ubicadas en Azcapotzalco, Merced e Iztapalapa reportaron altas concentraciones de partículas, por lo que se determinó un riesgo alto para la población.

Alrededor de las 19:00 horas, el Índice de Aire y Salud reportó que el riesgo de contaminantes era extremadamente malo principalmente en las estaciones de Tepotzotlán, Nezahualcóyotl, Coacalco, pero que "en el resto de la Zona Metropolitana del Valle de México era aceptable a mala, y que el riesgo para la salud era moderado a alto".

Ante esta situación, se pidió a la población abstenerse de realizar actividades al aire libre para grupos sensibles y actividades vigorosas para toda la población y además se presentó una radiación UV nivel 10, por lo que se recomendó no exponerse al sol de manera directa.

Integrantes de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) comentaron que debido a los incendios forestales y la época de estiaje han provocado más contaminantes, por lo que está mala calidad puede seguir en las próximas semanas, e incluso tener entre 7 a 12 días con contingencia ambiental.

El titular de la dirección de la Calidad del Aire de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, Sergio Zirath Hernández, aclaró que la CAMe no podría aplicar contingencia por cada día en los que se prevé que haya altas concentraciones de ozono, sino que solamente podría tratarse de una ampliación de alguna contingencia activada.