¿Por qué los perros sufren con la pirotecnia?

CIUDAD DE MÉXICO, enero 1 (EL UNIVERSAL).- Es común que en estas fechas de fin de año se haga uso masivo de la pirotecnia, y aunque hay un debate entre quienes desean perpetuar las tradiciones de usar fuegos artificiales muchos son quienes se quejan porque esto tiene afectar de gravedad la salud de las mascotas, y en los animales en general.

La pirotecnia consiste en la fabricación y utilización de fuegos artificiales o materiales explosivos, cuyas reacciones pueden producir chispas, llamas y humos.

La explosión de petardos causa diversos daños a los animales tanto en entornos urbanos como fuera de ellos.

El oído de muchos animales es considerablemente más sensible que el humano, por lo que las explosiones de fuegos artificiales no solo les resultan más perturbadoras, sino que les pueden dañar más gravemente su capacidad auditiva.

Los ruidos causados por la pirotecnia pueden provocar una pérdida de audición y tinnitus (fenómeno consistente en percibir golpes o sonidos en el oído que no provienen de una fuente externa, es decir, oír ruidos que no se corresponden con ningún sonido externo).

Los perros usados en la caza sufren en ocasiones una pérdida de audición irreversible, causada por la proximidad al ruido de los disparos.

Miedo y estrés.

Los ruidos causados por la pirotecnia pueden llegar a generar fobias en los animales, al aumentar las reacciones de pánico a los ruidos fuertes con la exposición repetida a estos, así lo señala la Asociación Veterinaria Británica de Pequeños Animales.

Debido a la agudeza auditiva de los perros, la experiencia con la pirotecnia es sumamente negativa, pues muestran señales de ansiedad y agobio que se intensifican a medida que se ven incapaces de escapar del sonido.

¿Cómo ayudar a tu mascota ante el ruido que emite la pirotecnia?

El método Tellington. Envolver a tu perro o gato para que no se espante con el sonido de la pirotecnia, es una opción. Dicho método fue creado por la canadiense Linda Tellington-Jones para reducir el estrés en la rehabilitación de animales, principalmente de caballos.

Para realizar este método solo debes cortar franjas de tela o usar vendas para formar una especie de "x" en su cuerpo.

Música clásica. National Geographic sugiere poner música clásica a los animales. Invitan a internautas que tengan animales sensibles ante los cuetes que los días 24 y 31 de diciembre, "10 minutos antes de la medianoche", sintonicen un programa especial de una hora para que el consentido de la casa no sufra con la pirotecnia.

Cualquiera que sea el método que hayas elegido, no te olvides de proteger a tu mascota para evitar un episodio de estrés o ansiedad.