Perros se convierten en cazadores con éxito de pitones birmanas en Florida

Miami, 16 dic (EFE).- "Truman", un perro de raza retriever entrenado para detectar las invasivas pitones birmanas en Florida, ha logrado conducir con éxito a la captura de una pitón de 2,4 metros en una zona del condado de Miami-Dade, informó este miércoles la Comisión para la Conservación de la Pesca y Fauna Salvaje (FWC).

El pasado 8 de diciembre el equipo de perros detectores de pitones de la FWC "tuvo su primer triunfo con la captura y eliminación exitosa de una pitón macho de 8 pies (2,43 metros) en un área pública de caza menor de Rocky Glades", en el condado de Miami-Dade, destacó en un su página web este organismo público encargado de la fauna y su conservación.

"Truman" y otro perro, el setter hembra "Eleanor", están adiestrados para olfatear pitones y alertar de inmediato con sus ladridos a los cuidadores y cazadores de la FWC, como hizo el primer canino, un labrador retriever negro.

"Truman" y "Eleanor" recibieron más de un mes de adiestramiento para formar parte del equipo de perros detectores de la FWC, que aprenden a "buscar pitones por el olor y a alertar a los adiestradores de perros cuando encuentran uno de estos grandes constrictores", agregó el organismo.

Detalló el organismo que, para su entrenamiento, "se usaron toallas con olores de pitón y pitones vivas con rastreadores implantados quirúrgicamente para entrenar a los perros" a reconocer el olor de la pitón, una especie que ha invadido el frágil ecosistema de los Everglades, donde no tienen competencia como depredadores de pájaros y mamíferos nativos.

Estos perros cazadores de pitones también han sido adiestrados para "ignorar cualquier distracción", como puede ser la de otros animales vivos cuando "trabajaban al aire libre" y, así, "aumentar su resistencia y que no se cansen fácilmente en el campo".

Cuando "Truman" o "Eleanor" detectan el olor de una pitón siguen ese rastro hasta que están a aproximadamente un metro de distancia de la serpiente; entonces, los perros alertan al guía. A continuación, el perro y el guía se alejan del área, despejando el camino para que un experto señale la ubicación exacta de la pitón y los cazadores actúen.

(c) Agencia EFE