Los perros de Biden se van de la Casa Blanca por su comportamiento agresivo

·2  min de lectura
El presidente norteamericano Joe Biden posa con sus dos pastores alemanes Champ y Major, en el Salón Oval de la Casa Blanca, en febrero pasado
Adam Schultz / Casa Blanca

NUEVA YORK.- Joe y Jill Biden se vieron obligados a enviar a los dos pastores alemanes de la familia, Major y Champ, de regreso a su casa en Delaware después de que uno de los dos perros fuera el protagonista de comportamiento agresivo dentro de la Casa Blanca.

Según informaron fuentes locales a CNN, Major, de tres años, adoptado por los Biden en 2018, al parecer mordió a un oficial de seguridad de la residencia presidencial.

En esta foto de archivo tomada el 25 de enero de 2021, se ven los perros Champ y Major en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC.
AFP


En esta foto de archivo tomada el 25 de enero de 2021, se ven los perros Champ y Major en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC. (AFP/)

Sputnik V: ¿por qué el 60% de los rusos no confía en su vacuna?

La identidad de la persona involucrada no fue revelada, pero el hecho habría sido tan grave como para recomendar la remoción de los perros ahora devueltos a Wilmington.

No sería la primera vez que Major muestra una actitud agresiva desde que llegó a la Casa Blanca. Era usual que le ladrara y le saltara al personal de seguridad, según revelaron fuentes a CNN.

Se desconoce el estado de salud del oficial que sufrió la mordedura del pastor alemán y tampoco se sabe si los perros regresarán a la Casa Blanca, donde se mudaron en enero tras la toma de posesión del presidente. Lo que sí ha confirmado la CNN es que Major y Champ se encuentran en Delaware con sus cuidadores, con quienes se quedan siempre que Jill Biden está fuera de la ciudad.

Jill Biden junto a sus perros Champ y Major
Instagram @drbiden


Jill Biden junto a sus perros Champ y Major (Instagram @drbiden/)

En una entrevista con la NBC el mes pasado, la primera dama confesó su preocupación ante la mudanza de los perros a la Casa Blanca. “Tienen que usar el ascensor, al que no están acostumbrados, y tienen que salir al césped sur entre mucha gente. Eso es lo que me obsesiona: que todo el mundo esté tranquilo”, explicó.

Joe Biden junto a su perro "Major" en el día de su adopción (Facebook)
Joe Biden junto a su perro "Major" en el día de su adopción (Facebook)


Joe Biden junto a su perro Major, en el día de su adopción

Champ ha estado con los Biden durante más de 10 años, desde diciembre de 2008, semanas después de que Biden se convirtiera en el vicepresidente electo de Barack Obama. Major, un perro rescatado de un refugio de animales, se unió a la familia Biden más recientemente. Fue adoptado en noviembre de 2018, meses antes de que Biden anunciara que se postularía para presidente en el ciclo electoral de 2020.

El padre de Meghan Markle puso en duda las acusaciones que hizo su hija contra la monarquía británica

La tradición de tener mascotas en la Casa Blanca se remonta a Thomas Jefferson, quien tuvo un ruiseñor y un par de cachorros de oso durante su presidencia. A lo largo de los años, las mascotas presidenciales se han convertido en una especie de celebridades.

Agencia ANSA