Perro policía es apuñalado 27 veces en brutal ataque en California

·2  min de lectura

Un perro policía de San Diego que fue apuñalado 27 veces después de perseguir a un sospechoso está en recuperación lenta en la casa de sus adiestradores.

Aros, un pastor belga malinois de siete años, fue apuñalado varias veces en la cabeza por un arrendador que había sido acusado de atacar a un inquilino con un bate de béisbol, informa The Daily Beast.

En el incidente del 9 de diciembre, el sospechoso en cuestión intentó huir a pie, pero el perro del departamento de policía de Escondido no lo dejó escapar por mucho tiempo. Después de que el atacante subió a la cima de un garaje de dos pisos, el oficial Chad Moore envió a Aros en persecución.

El perro dio un salto y de forma rápida se aferró a su pierna, y así evitó que el propietario se escapara. En respuesta, el atacante apuñalo a Aros múltiples veces, pero de alguna manera se las arregló para mantenerse aferrado a la pierna del hombre.

“Lo que fue bastante asombroso para mí, y he estado involucrado con caninos por 20 años, es que el perro aguantó sin más”, dijo el teniente Mark Petersen, quien supervisa la unidad K-9 del departamento. “Hizo su trabajo. Se aferró al tipo mientras lo apuñalaban 27 veces hasta que los oficiales pudieron llegar a él de manera segura”, dijo el oficial Moore a The Daily Beast.

Aros, un belga malinois de siete años de edad, sigue en recuperación por sus heridas (LA Times/Charlie Neuman)
Aros, un belga malinois de siete años de edad, sigue en recuperación por sus heridas (LA Times/Charlie Neuman)

“Aún no sabemos si podrá regresar al servicio porque no sabemos cuánto daño se le hizo en el hocico. Esa es su mejor habilidad: poder olfatear cosas. Es sólo cuestión de esperar por ahora”, dijo Petersen al LA Times.

Moore dijo que la nariz del perro también tiene que ser tan fuerte estructuralmente como para soportar el trabajo policial. “Son animales resistentes. Mira a Aros y por lo que pasó. Todavía quiere salir. Todavía tiene su energía”, agregó el oficial de San Diego.

Además de esto, también se ha creado una página de GoFundMe para ayudar a pagar y cubrir las facturas médicas del heroico perro.

Hasta el miércoles, la página había alcanzado un total de US$13,000 en donaciones, que se utilizarán para tratar de ayudar a Aros a recuperar su salud. Si bien es posible que el perro no pueda regresar a la fuerza policial, debido a la cantidad de daño que sufrió en el hocico, Aros ya ha tenido una recuperación notable que pocos podrían haber previsto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.