Perro de tres patas con cáncer salta a un río y salva a una nutria bebé en Minnesota

·2  min de lectura
Captura de pantalla de la página de Facebook del Centro de Rehabilitación de Vida Silvestre de Minnesota (WRC)

Gus, the Goldendoodle, no había nadado desde que perdió una pierna debido al cáncer.

Los dueños del perro de 6 años no estaban seguros de que pudiera volver a nadar después de que le amputaron la pierna en febrero, le dijeron al canal FOX 9. Pero el pasado domingo 17 de abril, el perro saltó a un río de Minnesota y salió con un nutria bebé.

A Gus le extirparon un tumor durante una cita veterinaria de seguimiento a principios de este año, informó WCCO. Luego, el personal de la Universidad de Minnesota encontró otro tumor y le amputaron una de sus patas traseras.

“Pensamos, ‘Oh, esto va a ser tan triste, no podrá volver a correr como solía hacerlo’, pero esto no lo ha frenado en absoluto”, le dijo a WCCO la propietaria de Gus, Cleo Young.

Gus y su familia estaban pasando el domingo de Pascua al aire libre cuando el perrito saltó al río St. Croix. Nadó al menos a 50 pies de la orilla, según FOX 9.

La familia se sorprendió de que Gus nadara tan bien como lo hacía antes de la amputación, pero se sorprendieron aún más cuando salió del agua.

“Es la primera vez que nada con tres patas y sale del agua con una nutria bebé en la boca”, dijo Ella Hammerstrand, la nieta del dueño de Gus, a FOX 9.

Gus dejó caer la nutria a sus pies, según WCCO. Inmediatamente le lavaron la arena y la llevaron rápidamente a un centro de rehabilitación de vida silvestre cercano.

Gus rescató a la nutria bebé, según el Centro de Rehabilitación de Vida Silvestre de Minnesota. La pequeña nutria de río era demasiado joven para estar en el agua.

“Todavía debería estar en la guarida con su madre”, dijo el centro de rehabilitación en su página de Facebook. “Sin tener idea de dónde está la guarida, qué tan lejos viajó el pequeño, la nutria ha sido admitida para rehabilitación”.

Los funcionarios de vida silvestre estuvieron muy preocupados durante las primeras 36 horas que estuvieron cuidando a la nutria. Estaba fría al tacto y no sabían si estaba luchando contra una neumonía.

“La nutria se recuperó y está bien”, dijeron los funcionarios de vida silvestre. “Felicitaciones a Gus y a sus maravillosos propietarios, Cleo y John, por salvar la vida de esta joven nutria”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.