Perro del infierno: la nueva subvariante del coronavirus que impulsa la suba de casos en la Argentina

Una de cada tres muestras analizadas corresponden a la llamada variante Perro del infierno
Una de cada tres muestras analizadas corresponden a la llamada variante Perro del infierno - Créditos: @Getty

En la Argentina, como en el resto del planeta, la variante ómicron del virus SARS-CoV-2 sigue generando nuevos sublinajes que ganan terreno en todos los países. Uno de ellos es el BQ.1 y sus subvariante BQ.1.1, que se conocen como “Perro del Infierno” y llama la atención de los especialistas.

Barbara Broese, directora de Epidemiología del Municipio de San Isidro, explicó que la BQ.1, junto con BQ.1.1, es mucho más transmisible porque presenta mutaciones asociadas a la evasión inmune. Es decir, genera mecanismos que pueden evadir la respuesta inmune asociada a la vacunación o a la infección previa. Por eso, explicó, que si bien la inoculación es fundamental para evitar los casos graves, debe ir acompañada del resto de las ya conocidas medidas de cuidado para prevenir el contagio: uso de barbijo en lugares cerrados, ventilación y lavado frecuente de manos.

Qué es la artralgia, uno de los posibles y dolorosos efectos secundarios de Covid-19

Luis Cámera, médico clínico y quien integró el comité asesor del Gobierno nacional durante la pandemia, dijo que BQ.1 forma parte de los múltiples linajes que está tiene ómicron. “No hay ninguna particularidad especial en esta. Todas las últimas variantes que están en circulación tienen mucha capacidad para evadir a las vacunas, con lo cual la posibilidad de contagio, aún vacunado, existe”, dijo.

Muestras

De acuerdo al Boletín Epidemiológico Nacional N°633, en la semana epidemiológica 48, que corresponde al período entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre pasados, la subvariante BQ.1.1 se detectó en 10 de 29 muestras analizadas. Esto significa que una de cada tres muestras analizadas corresponden a la llamada variante Perro del infierno. El documento oficial también afirma que en la Argentina la situación actual de variantes de SARS-CoV-2 se caracteriza por una circulación exclusiva de ómicron.

Además, el último reporte de vigilancia activa de variantes de Covid que elaboró el Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARSCoV2CoV (Proyecto PAIS), mostró que el linaje BQ.1 y sus derivados (como BQ.1.1) comenzaron a detectarse en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en las semanas epidemiológicas 41 y 42 de 2022 –del 9 al 22 de octubre– y para las semanas 47 y 48 –del 20 de noviembre al 3 de diciembre–ya se asociaron con el 62,5% de los casos analizados.

Síntomas

Según los especialistas, al igual que las numerosas variantes que se desprenden de la familia ómicron, la “Perro del infierno” es más contagiosa, menos letal y con mayor capacidad para evadir al sistema inmunológico que las anteriores cepas.

“Los síntomas son similares a cualquier cuadro de Covid, lo único diferente es que, comparado con otras cepas, es un 10% más transmisible y tiene cuatro veces más chances de evadir el sistema inmune”, dijo el infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez.

Los datos actuales no indican que la variante sea más grave, pero hay algunos especialistas que piensan que Perro del infierno es un desprendimiento o mutación de la BA.5 y actualmente existe una vacuna para este tipo de virus: la bivalente, que tiene la cepa original, la de Wuhan, y una combinación de BA.4 y BA.5. “Hay médicos que consideran que esta vacuna va a tener una muy buena eficacia contra este nuevo peligro porque es una variante de un sublinaje que ya está incluida en la vacuna bivalente”, dijo López.

Consultado sobre si es más peligrosa que otros sublinajes, Jorge Geffner, profesor titular de la cátedra de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), explicó: “Tiene una capacidad creciente para evadir la acción de los anticuerpos, tanto los generados en respuesta a una infección como aquellos en respuesta a la vacunación. En ese sentido, Perro del infierno preocupa porque tiene una capacidad extraordinaria de evadir los anticuerpos”.

Sin embargo, afirmó que los síntomas son similares al de las otras cepas: tos, catarro, resfrío, dolor de cabeza y fiebre, entre otros. “Es más contagiosa que otros linajes de ómicron y esto refuerza la necesidad de las vacunas”, remarcó.

El lunes pasado, el Ministerio de Salud de la Nación informó que durante la última semana hubo 72.558 nuevos casos positivos de Covid en el país, lo que equivale a un 17% más con respecto de los siete días anteriores, en los que hubo 61.903.

Con respecto de la vacunación, de acuerdo a las cifras oficiales publicadas, hay 37.946.334 personas con el esquema de inoculación completo, 22.141.681 con el primer refuerzo aplicado, 7.199.963 con el segundo y solo 1.188.551 con el tercero.