Cuando la perra Laika voló por el cielo de México en el Sputnik II

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 3 (EL UNIVERSAL).- La perra Laika fue el primer ser vivo en orbitar la Tierra. En 1957, después de un arduo entrenamiento junto a otros perros, fue elegida por los soviéticos para llevarla al espacio y comprobar si un ser vivo sería capaz de sobrevivir a un lanzamiento espacial.

Laika inició su viaje el 3 de noviembre de 1957, a bordo del satélite Sputnik II. Al poco tiempo murió; en un inicio se afirmó que su muerte fue unas horas después de haber iniciado el viaje y la causa habría sido por sobrecalentamiento. Sin embargo, en 2002, se reveló que Laika había fallecido por falta de oxígeno en el sexto día de su viaje.

Lanzar un perro al espacio fue todo un evento, que incluso tuvo sus connotaciones políticas, como EL UNIVERSAL registró, pues se consideró como un gran logro y fue festejado por comunistas y también usado como propaganda.

El Sputnik pasó por encima de México el día 4 de noviembre de 1957, de acuerdo con información de la época.