Una perra cava ella sola una tumba para enterrar a su cría muerta

La conmovedora imagen de una perra cavando una tumba y enterrando a su cría recién fallecida en la localidad de Binmaley, en Filipinas, está causando sensación en las redes sociales por el inesperado comportamiento del animal. En un vídeo grabado por la propietaria de la perrita, Lenny Rose Ellema, se puede apreciar a Bettie, de cuatro años de edad, frente a un hoyo cavado por ella misma en el patio trasero de la vivienda familiar con su cría inerte en el interior. La mascota vierte la arena con su hocico sobre el cuerpo de su pequeño hasta que consigue cubrirlo. Se trata de un gesto poco común entre los animales que, según expertos consultados por el diario local Philippine STAR, podría responder a una cuestión de instinto para esconder el cadáver de posibles depredadores. En declaraciones al citado medio, Lenny Rose Ellema, aseguró que no se trata de la primera vez que Bettie reacciona de esta manera y añadió que la familia no la ha entrenado para actuar de esta manera. Según parece, la perra intentó resucitar a su cría de todas las maneras posibles, incluso, tratando de amantarla. Pasadas unas horas, aceptó que el cachorro había muerto y fue entonces cuando cavó el hoyo para que pudiera descansar en paz. Anteriormente, el can ya había perdido a varios cachorros de otra camada y en aquel momento ya mostró unos instintos maternales similares tratando de resucitarlos. Tras unos días de consternación, la perrita fue asimilando lo sucedido y poco tiempo después ya se comportaba como siempre y cuidando del resto de sus pequeños, según la dueña.