El peronismo tomó el control de Diputados y en dos semanas trata el Presupuesto

Laura Serra

El triunfo electoral del peronismo, de la mano de Alberto Fernández, quedó cristalizado ayer con la conformación de la nueva Cámara de Diputados y la designación por unanimidad de Sergio Massa como su presidente. En una bulliciosa y colorida ceremonia, los 130 diputados electos prestaron juramento, con lo que la Cámara baja ya está lista para debatir las leyes del futuro gobierno. La primera en la agenda será el presupuesto 2020, el 18 de este mes.

El Frente de Todos, futuro oficialismo, quedó consagrado como primera minoría, con 120 miembros (a solo nueve de la mayoría), aunque confía en sumar al menos tres nuevos diputados con los que reemplazarán a quienes partirán al Poder Ejecutivo. El principal bloque opositor será Juntos por el Cambio, con 116 miembros; perdieron tres diputados con su sorpresivo pase a una nueva bancada, Unidad Federal para el Desarrollo. Estas deserciones desataron una ola de rechazo en el oficialismo, con el presidente Mauricio Macri a la cabeza.

Si bien el Frente de Todos está a un paso de alcanzar por sí mismo la mayoría, el objetivo de Massa es dotar a las futuras leyes -sobre todo las más importantes- de la mayor legitimidad posible. Apostará a consensuar las iniciativas con Juntos por el Cambio, aun teniendo asegurada la mayoría con su propio bloque y eventuales aliados. Estos aportes provendrían del bloque Unidad Federal para el Desarrollo, que presidirá el mendocino José Ramón y al que Massa se preocupó por articular con ocho diputados provinciales.

Una característica saliente de la nueva Cámara de Diputados es que no se verá la atomización de bloques de antaño. Las dos principales fuerzas aglutinarán el 91% de las bancas y las terceras fuerzas quedaron concentradas en cuatro espacios: el interbloque Federal, con 10 miembros que se referencian en el excandidato presidencial Roberto Lavagna y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; la ya mencionada Unidad Federal para el Desarrollo; la izquierda, con dos diputados, y el monobloque Movimiento Popular Neuquino.

Con este mapa legislativo, el Frente de Todos apuesta a convertir en ley el presupuesto 2020 antes de fin de año. Está confirmado que Carlos Heller presidirá la Comisión de Presupuesto; jurará como diputado la semana próxima en reemplazo de Juan Cabandié, que irá a la cartera de Ambiente. Por ahora, el presupuesto es la única iniciativa confirmada en la agenda de prioridades de la futura gestión; el reperfilamiento de la deuda externa aún no tiene fecha.

Massa, aliado clave de Fernández, promete dotar al cuerpo de una nueva impronta. Confirmó que la mitad de las comisiones serán presididas por mujeres. Y pretende llevar sesiones de la Cámara baja a las provincias cada 90 días. "Hay que sacar a la Cámara a la calle", pontifica.

La jura

Antes de la designación de Massa como presidente del cuerpo y de Álvaro González (Juntos por el Cambio), José Luis Gioja (Frente de Todos) y Alfredo Cornejo (Juntos por el Cambio) como vicepresidentes, los 130 diputados electos prestaron juramento.

Los diputados no solo juraron según las fórmulas de rigor; muchos de ellos improvisaron curiosos juramentos para remarcar su identidad partidaria. No faltaron quienes, por caso, lo hicieron por la memoria del expresidente Néstor Kirchner; también por Cristina Kirchner, Perón y Evita. Un clásico que se repite en las últimas ceremonias. Solo uno, en cambio, juró por el presidente electo, Alberto Fernández: se trató del misionero Héctor "Cacho" Bárbaro, quien en una ostentación de fidelidad exhibió una remera en la que estaba retratada la fórmula presidencial.

No fue el único que dio la nota. El peronista pampeano Hernán Pérez Araujo juró "por la soberanía del río Atuel". La camporista cordobesa Gabriela Estévez, por su parte, lo hizo por la "Córdoba rebelde" y por el fin "de los que hicieron de la Argentina un país incómodo estos cuatro años". El radical Emiliano Yacobitti juró por "educación pública y gratuita siempre", mientras que Dolores Martínez juró por "un Estado abierto, moderno y de iguales". Dos diputadas de la Coalición Cívica evocaron a Elisa Carrió. "Por una república de libres e iguales", exclamó Mariana Stilman. "Por la Constitución Nacional, por mi maestro Alfredo Bravo y la humanista Elisa Carrió", enfatizó Mónica Frade.

Las ovaciones se las llevaron Massa y Máximo Kirchner, el jefe del bloque del Frente de Todos. "Vinimos a cumplir la palabra empeñada en la campaña porque venimos de promesas no cumplidas. Venimos a no defraudar, a no dejar a gamba a aquella gente que la está pasando mal", enfatizó el hijo de la expresidenta Cristina Kirchner.

El jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, devolvió las gentilezas. "Van a tener en nosotros no a un enemigo, van a tener adversarios que nos hacemos cargo de la responsabilidad que nos toca. Pero advertimos, también, que solo si todos se hacen cargo del pedacito de pasado sobre el que se ha tenido responsabilidad, se podrá construir un país para todos", respondió el diputado cordobés.