Peronismo. Perotti se acerca cada vez más a Schiaretti y se aleja del kirchnerismo y de Alberto Fernández

·5  min de lectura
Perotti y Schiaretti se reunieron anteayer, en Córdoba
Prensa Córdoba

En busca de acumular poder interno en la provincia y tratar de disputar las decisiones que se toman en la mesa chica del kirchnerismo, el gobernador de Santa Fe Omar Perotti decidió lanzar una corriente interna dentro del PJ, que lleva el nombre de Hacemos Santa Fe, casi un calco de Hacemos por Córdoba, que gestó, tras la muerte de José Manuel De la Sota, el actual mandatario Juan Schiaretti.

Los dirigentes cordobeses, quienes ratifican el “buen vínculo” personal y político de Schiaretti con su par santafesino, prefieren no opinar abiertamente de su estrategia. Sí reconocen que tenían más expectativas cuando ambos ganaron de que los distritos se convirtieran en una suerte de “líderes” del resto del interior. Eso, a casi dos años, nunca cuajó.

En el kirchnerismo santafesino observan que el acercamiento de Perotti a Schiaretti se produce en paralelo a que el santafesino comienza a distanciarse del presidente Alberto Fernández. Desde su entorno cercano niegan que Hacemos Santa Fe sea una estrategia para ligarse a Córdoba, sino que es la construcción de un espacio para evitar que en una mesa en Buenos Aires se definan las candidaturas.

“No rompan nada”, el plan en marcha del oficialismo

Aunque la presentación pública del espacio estaba prevista para hace algunas semanas, el momento en el que se corporiza responde –según advierten cerca de Perotti- a la definición en el armado de las candidaturas, primero a nivel local y, después, las nacionales.

La idea es mostrar que detrás de Perotti hay más que un puñado de dirigentes de Rafaela, de donde es oriundo. Desde su círculo íntimo señalan que ese es el perfil que quieren hacer ver sectores encolumnados en las vertientes del kirchnerismo provincial.

Perotti no participará del acto virtual el lanzamiento; la decisión se tomó tras las tensiones crecientes dentro del PJ, sobre todo del sector de La Corriente que encabeza el ministro de Defensa Agustín Rossi. Lo presentará el actual senador Roberto Mirabella, uno de los hombres de mayor confianza del Gobernador, quien pretende ser reelecto.

“Hoy todo se define en un par de mesas en Buenos Aires. Nosotros queremos tener poder de decisión en base a un capital político que se acumuló en Santa Fe”, apuntó un legislador perottista. Por fuera de ese sector, la mirada es diferente dentro del PJ. Observan que el lanzamiento es fruto de un déficit en la contextura política de Perotti, quien nunca terminó de encajar en la fisonomía del kirchnerismo más puro, y está cada vez más distante de Fernández.

Alberto Fernández con Omar Perotti, Gobernador de Santa Fe
Presidencia


Sectores kirchneristas santafesinos creen que Perotti se distancia de Fernández. (Presidencia/)

Desde el peronismo cordobés advierten que hay diferencias entre la base política de ambos gobernadores. Por un lado, remarcan que Perotti no tiene reelección y que llegó al poder con un esquema de alianza que no termina de controlar. Eso lo vuelve más débil que Schiaretti, quien fue reelegido para el actual que es su último período.

“La lógica de los dos peronismos es diferente”, dice a LA NACION un allegado a Schiaretti. La referencia es a cómo la dupla De la Sota y el gobernador trabajaron juntos –con diferentes roles- para construir el PJ cordobés. Muerto el “Gallego”, con aspiraciones nacionales, Schiaretti asumió el liderazgo y aunque enfrenta problemas internos hasta el momento logró encolumnar a la mayoría.

El senador nacional Carlos Caserio es, en ese armado, quien avanzó en un desprendimiento cuando decidió apoyar a Fernández en la campaña para convertirse, después, en uno de los voceros del kirchnerismo cordobés. En esa línea también hay diferencias.

UNIDOS POR LA CARNE

Las críticas de Perotti a la decisión nacional de cerrar las exportaciones de carne lo situaron en el mismo lugar que Schiaretti, no tanto por una cuestión política sino productiva; las dos provincias acumulan más del 50% de lo que vende al exterior el sector. “Es un error estratégico acercarse a Schiaretti en este momento cuando la Rosada enfrenta una ofensiva en medio del pico de la pandemia”, reconoció a LA NACION un legislador con estrechos contactos con el presidente.

El escenario electoral en Santa Fe es complejo no sólo a nivel general, con los desajustes temporales que aportó la pandemia, sino en el interior del peronismo. En las dos principales ciudades -Santa Fe y Rosario- el Frente de Todos irá a internas para definir los candidatos. El cierre de listas, el 9 de julio, amenaza a dejar escenificada la atomización y las tensiones dentro del PJ.

Aunque el peronismo fue unido en las últimas elecciones que llevaron a Perotti al poder; las corrientes internas no se diluyeron. Está fraccionado en más de una decena de líneas internas, lo que aporta una sorpresa al viejo esquema político, que tenía como apotegma que el que gobierna decide a nivel electoral, como ocurría con Carlos Reutemann y Jorge Obeid. Los tiempos cambiaron y ahora estar al frente de la Provincia no garantiza ninguna hegemonía. En épocas preelectorales, como esta, todo empieza a crujir.

Schiaretti y De la Sota, una sociedad rota por una fatalidad
Schiaretti y De la Sota, una sociedad rota por una fatalidad


Schiaretti y De la Sota, una sociedad que permitió la construcción del peronismo cordobés.

En Córdoba, la última vez que el kirchnerismo y el peronismo local fueron juntos fue cuando –en 2011- De la Sota decidió bajar su lista a diputados nacionales y apoyar a los candidatos nacionales de Cristina Kirchner. Después de eso, no hubo –ni habrá en las próximas legislativas- unidad. Sí fueron juntos en los comicios a intendente de Río Cuarto (tanto en 2016 como en 2020).

¿ESTRATEGIA CONJUNTA?

“Hacemos Santa Fe es un espacio para contener formalmente a presidentes comunales, legisladores, concejales y dirigentes que se reconocen en una línea de acción con Perotti”, definió a LA NACION Mirabella. Negó que la conformación de esta marca propia del gobernador sea una estrategia para acercarse a Schiaretti y así originar un foco de poder, junto con Entre Ríos, en el peronismo de la “región centro”.

Axel Kicillof elevó casi un 25% el padrón extranjero en la provincia de Buenos Aires

“Perotti tiene una excelente relación con Schiaretti, pero el lanzamiento de Hacemos Santa Fe no tiene relación con una estrategia política conjunta”, aclaró el legislador, quien admitió que equipos técnicos del cordobés colaboraron en la campaña electoral de Perotti con temas de plataforma electoral, como el boleto educativo gratuito.

Cerca del santafesino señalan que hay sectores K provinciales preocupados por el lanzamiento del espacio, porque –según interpretan- hasta ahora las candidaturas se decidían en Buenos Aires y ahora “esto puede cambiar”.

Perotti está dentro del Frente de Todos y Schiaretti no está en ese espacio. Esa es una diferencia sustancial”, aclaró Mirabella. Desde el kirchnerismo santafesino le restan importancia a eso; están convencidos de que el santafesino comenzó a distanciarse de Nación y acercarse a Córdoba.