El Banco Central habilitó que las empresas tomen deuda nueva para cancelar obligaciones

·2  min de lectura
Pesce había anticipado esta flexilibilzación esta mañana y supeditó las próximas a un crecimiento sostenido de las exportaciones
Pesce había anticipado esta flexilibilzación esta mañana y supeditó las próximas a un crecimiento sostenido de las exportaciones

El Banco Central (BCRA) resolvió hoy que “las empresas que obtengan nuevo financiamiento del exterior” podrán aplicar esos ingresos para cumplir con el pago de deudas comerciales que tengan contraídas. Lo hizo mediante una norma, aprobada hoy por su directorio, que dispone que dichas empresas quedarán habilitadas para al mercado de cambio oficial sin tener que pedir conformidad previa del BCRA, “siempre que sea para pagos de deuda de hasta US$5 millones por importación de bienes y servicios” y en la medida en que el nuevo endeudamiento sea “por un monto no menor al pago que se realizará y con una vida promedio no menor a dos años”. “Es una autorización complementaria a la posibilidad de pagar las importaciones desde la puesta en puerto de origen o su liberación a plaza que está vigente”, señalaron desde la entidad.

En un comunicado, la entidad sostuvo que con la medida busca “ampliar las posibilidades de acceder a divisas” por parte de las empresas con actividad en el país. “El sector privado contará con un mecanismo que le permitirá regularizar sus pasivos externos comerciales mediante la utilización de nuevos fondos de endeudamientos financieros con el exterior con una vida promedio no menor a dos años, lo que mejorará la situación de las empresas, al permitir establecer un horizonte de pago”, sostienen.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La definición llegó en una jornada en la que el presidente del BCRA, Miguel Pesce, había vuelto a supeditar cualquier flexibilización del férreo cepo cambiario vigente a un “crecimiento sostenido de las exportaciones que permita aumentar el ingreso de dólares al país”.

“En la medida que continúe el impulso exportador, seguiremos reduciendo nuestras restricciones cambiarias para llegar en algún punto – lo más pronto posible- a no tener que necesitar de este tipo de controles”, afirmó Pesce por la mañana, al exponer en el marco del Council of the Américas.

La Argentina exporta por año US$60.000 millones. En un año normal de crecimiento, el país necesita más de US$60.000 millones solo de importación de bienes, por eso se necesitaba tener algún mecanismo regulatorio de su mercado cambiario”, explicó, al justificar la dureza de los controles.

Fue en ese contexto en que insistió que, en la medida que las exportaciones comienzan a crecer, se seguirán “mejorando las regulaciones cambiarias especialmente orientadas a que aquellas empresas que incrementan sus exportaciones”. Recordó entonces que las empresas “ya pueden disponer del 5% al 15% para realizar pagos que estaban restringidos al exterior” y adelantó que estaba estudiando “nuevas flexibilizaciones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.