Perito apunta a metano tras explosión en Pemex

Más destacado

MEXICO (AP) — Un perito de una empresa internacional dijo el jueves que una acumulación relativamente pequeña de gas metano habría sido la causa de la explosión que provocó 37 muertes en un edificio de la sede central de la petrolera estatal mexicana Pemex, aunque aún no se ha determinado de dónde se filtró hasta el lugar del estallido.

Brian Dunagan, vicepresidente de Integridad Operacional Global de la empresa suiza SGS que participa en los peritajes de la explosión, dijo en rueda de prensa que una concentración de entre 5% y 10% de gas metano en el aire que había en el sótano en el que ocurrió la explosión habría sido suficiente para que una chispa o incluso electricidad estática (que se produce mediante el frotamiento de algunos materiales) provocara la explosión.

Con ese porcentaje de concentración, dijo, la gente no es capaz de notar la presencia del gas.

Acompañado de funcionarios de Pemex, Dunagan refirió que aún se trabaja en determinar de dónde pudo provenir el gas metano, lo cual todavía tomará un tiempo no determinado.

Justo hace una semana, una explosión en el complejo central de Pemex en la capital provocó la muerte de 37 personas tras desplomarse tres pisos de uno de los edificios.

"Creemos firmemente que fue metano", dijo Dunagan.

Añadió que hasta ahora todo apunta a que se trató de algo "accidental", además de que dijo que no han encontrado que hubiese una falla estructural en el edificio previo a la explosión.

El director de corporativo de Operaciones de Pemex, Carlos Murrieta, explicó que SGS es la empresa a la que se le encargó identificar la "causa raíz del evento".

Por lo pronto, el funcionario señaló que cada 12 horas realizan revisiones en sus instalaciones para verificar que no haya acumulaciones de gas.

"Como parte del análisis, estamos investigando de dónde proviene ese gas metano; la naturaleza de ese gas es inodoro, es un gas ligero que se acumula, por su misma naturaleza se va a pegar a algunas losas de cimentación", dijo Mauricio Cheques, director industrial de la empresa SGS en México.

Comentó que entre las posibles fuentes de origen del gas metano que analizan es la red de aguas negras, además de las características del propio subsuelo.

Hace unos días, funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) habían dicho que investigaban si un sistema de calentamiento de agua pudo haber dejado escapar gas natural hacia un túnel bajo la sede de Pemex.

Ahora, los peritos de SGS insistieron una y otra vez que creen que fue gas metano.

La PGR ha dicho también que con excepción de tres de las víctimas, ninguno de los fallecidos tenía quemaduras o los tímpanos dañados, lo cual son rastros que dejaría la detonación de un artefacto explosivo.

Según las autoridades federales, un contratista independiente les informó que él estaba con tres hombres en labores de mantenimiento en el sótano del edificio B2, donde ocurrió la explosión.

El hombre declaró a las autoridades que el sótano no tenía iluminación, lo cual hizo que su equipo improvisara una conexión uniendo un cable eléctrico a una fuente en el techo.

Los tres hombres que trabajaban con el contratista con las personas que fueron localizados muertos y con quemaduras.

La explosión ha provocado un debate sobre el estado financiero de Pemex, fuente vital de ingresos gubernamentales y que ha padecido décadas de inversión baja, además de una serie de accidentes que han empañado sus tareas de seguridad.

Hasta ahora, sin embargo, casi todos los accidentes de Pemex habían ocurrido en instalaciones petroleras no administrativas.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK