Periodistas exigen esclarecer actuación de policías en Cancún

·4  min de lectura

CANCÚN, QR., noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- Cerca de 50 periodistas de Cancún se manifestó hoy en el Monumento de las Estrellas y los Caracoles, en contra de la disuasión armada a cargo de la policía municipal bajo la figura del Mando Único, para disuadir una protesta convocada ayer en contra del feminicidio de la joven Bianca Alejandrina "Alexis".

Las y los integrantes de diversos medios de comunicación exigieron el esclarecimiento de la cadena de mando que, por actuación u omisión, ordenó y participó en el operativo que dejó como saldo dos reporteros heridos de bala, lesionados y equipos averiados.

Antes de marchar hacia el Palacio Municipal, las y los reporteros dieron lectura a un pronunciamiento en el que exigieron el derecho a la seguridad, así como la destitución y castigo de los responsables de haber disparado armas cortas y largas, lanzando tiros al aire frente a una multitud que protestaba contra los asesinatos en agravio de las mujeres.

"Castigo ejemplar a los policías que balearon a la ciudadanía, en general, y a los compañeros reporteros, para que este tipo de hechos no se permita jamás en la sociedad quintanarroense.

"Brindar seguridad a la ciudadanía no sólo es un derecho constitucional, es una obligación que las autoridades deben de cumplir", se expuso.

Ya en el Palacio Municipal, fueron recibidas y recibidos por la alcaldesa de Cancún, "Mara" Lezama, a quien increparon por lo sucedido y relataron los abusos cometidos por elementos de la corporación municipal, en otras coberturas.

Con evasivas en torno a cuántos y quiénes, además del destituido director de Seguridad Pública municipal, Eduardo Santamaría, están sujetos a investigación, la edil reiteró su indignación, repitió que su instrucción fue la de no reprimir las protestas, ni usar la fuerza y dijo que ella no es ministerio público, por lo cual las investigaciones están a cargo de la Fiscalía General de Quintana Roo.

También se le hizo ver que, entre las y los periodistas agredidos e incluso heridos, había reporteras que llevan más de 15 años cubriendo la fuente, lo que despierta suspicacias sobre si los efectivos no aprovecharon la persecución y terror provocado, para cobrarse alguna rencilla personal en agravio de las y los comunicadores lastimados.

La munícipe respondió que ella personalmente habló con una de esas reporteras y que ella le narró que uno de los oficiales policiacos, al identificarla, intervino para ayudarla e impedir que fuera detenida o lastimada.

Hasta el momento, se tiene el registro de dos periodistas heridos de bala. Roberto Becerril, del diario La Verdad y Cecilia Solis, de Informativo Turquesa.

En entrevista, Solis narró que fue herida en una pierna anoche, mientras daba cobertura a los hechos. Fue hospitalizada y este martes fue dada de alta y tendrá que mantenerse inmovilizada.

"Gracias a Dios no tocó ningún órgano, todo bien, solamente el dolor y el susto", expresó.

Selene Huidobro, de Sipse-TV, recibió un golpe por parte de un policía, al intentó de tumbarle el celular que, finalmente quedó estrellado. Hasta anoche reportaba dolor e inflamación en dedos, mano y brazo.

A Alejandra Galicia, de "La Silla Rota", también intentaron arrebatarle el aparato telefónico e incluso, de llevársela detenida, pero la intervención oportuna de un fotógrafo de la presidencia municipal, lo impidió.

Fernanda Duke, de Novedades-Quintana Roo, compartió en entrevista su testimonio, como una de las reporteras que también se encontraba documentando los hechos, ubicada al pie del Palacio municipal.

"Vi que salen un grupo de policías, no eran seis, eran muchos más, cortando cartucho y haciendo disparos al aire y gritándole a la gente. Entonces yo estaba grabando y, al momento de que la gente empieza a correr, alguien mueve mi mano y el video se pierde.

"La gente corrió y yo detrás de ellos. Lo primero que pensé fue en tirarme al piso, pero estaba a un costado de la fogata encendida y cuando volteé hacia arriba, en el techo del palacio veo a una persona y me dio miedo que nos diera un balazo desde ahí. Entonces me eché a correr y alguien se tropieza y me tira. Me incorporo para resguardarme", relató.

La joven reportera señaló que los manifestantes se habían salido de la explanada y los policías iban tras ellos. En el sitio en donde se encontraba, vio cómo los policías recogían casquillos para borrar evidencia, hasta que uno, la sorprendió.

"¡A ver tú, a la chingada!, me dijo. Me identifico como prensa y se lo hago saber, pero se acercaba hacia mí y me agarró la acreditación y me dice ‘ah, bueno, entonces muévete de aquí o te toca un balazo’. Le quise explicar que no había hacia dónde moverme porque estaban soltando balazos en esa dirección.

"Entonces me dijo ‘o te mueves de aquí o te van a soltar un balazo’. Llegó Ceci Solís y nos repitió lo mismo", indicó, al señalar que ese y otro policía centró su atención en unas chicas que estaban sobre el piso, a quienes les pegaron. "Ahí se quedaron con ellas agrediéndolas y ya no avanzaron hacia nosotros".