El periodista estadounidense detenido en Birmania es condenado a 11 años de cárcel

·2  min de lectura
Una persona viste una camiseta pidiendo la liberación del periodista estadounidense Danny Fenster, encarcelado en Birmania, el 5 de junio de 2021 en Huntington Woods, Michigan (AFP/Jeff Kowalsky)

El periodista estadounidense Danny Fenster, detenido desde mayo en Birmania, fue condenado a once años de prisión por incitación a la disidencia, asociación ilegal y violación de la ley migratoria, indicó el viernes su medio Frontier Myanmar.

Recientemente, el reportero encerrado en una cárcel de la junta militar en Rangún también fue acusado hace dos días por terrorismo y sedición, cargos que le pueden acarrear una condena de por vida.

"Frontier Myanmar está profundamente decepcionado por la decisión tomada hoy de condenar a su redactor jefe Danny Fenster por tres cargos a penas de prisión de una duración total de 11 años", declaró el medio en un comunicado.

El hombre de 37 años había estado trabajando para Frontier Myanmar desde mediados de 2020 y cubrió el golpe militar de febrero contra el gobierno civil dirigido de facto por Aung San Suu Kyi y la posterior represión contra la disidencia.

En el momento de su arresto se disponía a tomar un avión para volver a casa a ver a su familia.

En un juicio a puerta cerrada en la prisión de Insein en Rangún, el periodista fue condenado por las acusaciones de incitación a la disidencia, asociación ilegal y vulneración de la ley migratoria.

Además, según dijo su abogado Than Zaw Aung el miércoles, Fenster deberá enfrentarse a partir del 16 de noviembre a un nuevo juicio por terrorismo y sedición, cargos castigados con la prisión perpetua en la ley birmana.

Un portavoz de la diplomacia estadounidense pidió entonces que el periodista fuera liberado "inmediatamente" y aseguró que su retención era "inaceptable", aunque esto no tuvo efecto en la sentencia.

"Todo el mundo en Frontier está decepcionado y frustrado con esta decisión", indicó el medio en su comunicado.

"Solo queremos ver a Danny libre lo antes posible para que pueda ir a casa con su familia", añadió.

El consultor de Crisis Group Myanmar, Richard Horsey, aseguró que la sentencia era "indignante".

"Envía un mensaje no solo a los periodistas internacionales (...), sino también a los birmanos de que informar de la situación puede significarles muchos años de prisión", dijo a AFP.

Birmania se ha sumido en el caos y la inestabilidad desde el golpe de febrero, tras el cual los militares lanzaron una fuerte represión con más de 1.200 personas fallecidas, según una oenegé local.

La prensa ha sufrido también las consecuencias de esta represión, con un mayor control de la información por parte de la junta, un acceso a internet limitado y una revocación de algunas licencias a medios locales.

bur-sde/mba/dbh/mar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.