El periodismo bajo el gobierno de Gildo Insfrán: maltratado, evitado y sin acceso a la información

Agustina Said
·4  min de lectura
Las acusaciones contra el gobierno de Gildo Insfrán fueron hechas durante un zoom de Fopea
Fuente: Archivo

Trabajadores de medios de Formosa criticaron duramente al gobierno provincial por censurar la libertad de expresión. Entre los reclamos de los periodistas formoseños, se encuentran la falta de información pública disponible, el maltrato por parte del ministro de Gobierno, Seguridad, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González, y el uso de las conferencias de prensa diarias como plataforma para reforzar el discurso político del gobierno provincial. Todo esto en un contexto de pocos medios realmente independientes del aparato estatal provincial comandado por Gildo Insfrán.

Las acusaciones fueron hechas durante un Zoom de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino), con la consigna de discutir la situación del periodismo en Formosa. De este encuentro virtual participaron, entre otros, los periodistas locales Diego Maodery, Barbara Read, Max Berenfeld, Emilio Roa, Javier Pineda, Fernando López y Leo Fernández Acosta.

Dos semanas atrás comenzaron a acumularse en la puerta del gobierno de Formosa demandas con respecto a las malas condiciones de los centros de aislamiento. Eso llevó a un replanteo por parte de la sociedad del gobierno de Gildo Insfrán, quien está a cargo de la provincia norteña desde hace 25 años ininterrumpidamente.

Coronavirus: Ginés González García reveló cuál fue la palabra que detonó el acuerdo con Pfizer

"Lo que hizo el gobierno de Insfrán con las conferencias de prensa diarias fue circunscribir la información", aseguró el periodista Diego Maodery. "Con estos anuncios, el gobierno estableció una bajada de línea: la única información válida sería la que vendría de fuentes oficiales", añadió la periodista Barbara Read.

Ningún ministro o infectólogo dio alguna vez un reportaje por fuera de estos anuncios diarios. "Si no estás de acuerdo con lo que dice el gobierno provincial, tenés que bancarte el maltrato y el chicaneo por parte de quien es el otro yo de Insfrán: el ministro de Gobierno, Seguridad, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González", coincidieron varios periodistas.

Formosa flexibiliza su régimen sanitario y habilita hacer cuarentena en el domicilio

Uno de los periodistas que participó del Zoom, Leo Fernández Acosta, del diario El Comercial de Formosa, llegó al punto de demandar al ministro González por daño moral. "Me acusó, en todos los canales y programas oficiales, de cipayo de los medios hegemónicos, de los periodistas de Buenos Aires", aseguró Acosta luego de la conferencia en diálogo con LA NACION.

El superministro González, quien tiene cuatro carteras a su cargo, es además el vocero del Comité para la Emergencia Covid-19. En la práctica, es también la voz oficial del gobernador: "González es Insfrán", coincidieron los periodistas. "Su función es la de ser una especie de fusible, para que la bronca por las medidas tomadas se dirijan a él y no a Insfrán, el verdadero promotor de todo", aseguró Acosta.

Cuando se le pidieron entrevistas a Insfrán, el ministro, su vocero y alter ego, siempre respondió lo mismo: "El gobernador habla directamente con la gente". La última nota que concedió quien gobierna hace 25 años Formosa fue hace un largo tiempo atrás a un periodista deportivo.

Gildo Insfrán, gobernador de Formosa
Fuente: Archivo

"Los funcionarios del gobierno de Formosa no atienden el teléfono", aseguraron algunos periodistas que participaron del Zoom. "Cómo compró el gobierno los equipamientos del centro de aislamiento, las ambulancias: todo es top secret", dijo Diego Maodery. "Se le niega al periodismo información que debería ser de acceso público".

"Las conferencias fueron utilizadas por el gobierno como plataforma para reforzar su discurso político", coincide el periodista Max Berenfeld. Estas conferencias consisten, de acuerdo a los periodistas, en el reporte de los casos de manera escueta y luego, en la mayor parte de la conferencia, los infectólogos, ministros, psicólogos, "leen poemas, escrachan a quienes criticaron medidas del gobierno provincial, saludan a sus 'amigos'". Una especie de "Aló Presidente", programa de televisión donde el presidente Hugo Chávez hablaba directamente con la población venezolana.

El fiscal Guillermo Marijuan pidió la indagatoria de Victoria Donda por el escándalo con su empleada

Todos los medios radiales tienen la obligación de transmitir esta conferencia de prensa. "No tenemos permitido seleccionar qué parte de la conferencia queremos exponer", asegura el periodista de un medio radial Emilio Roa. "Igualmente, somos pocos los medios totalmente independientes, porque la mayoría depende de pautas publicitarias que paga el gobierno".

Esto es lo que sucede en una provincia en la cual el 70% de la actividad económica depende del Estado: el gobierno tiene el poder de prohibir, censurar, y acallar a los pocos que pueden dañar el discurso oficial.

Cuando bajaron los casos, las conferencias siguieron llevándose a cabo, seguramente con la intención de diseminar este discurso político, porque, de acuerdo a Barbara Read, no había mucho que informar. "Cuando la curva de contagio comenzó a aumentar nuevamente, los periodistas ya no podíamos hacer las preguntas a viva voz, sino que se debían mandarlas por escrito".