La periferia obrera y la igualdad ocupan el primer desplazamiento de Borne

·3  min de lectura

París, 19 may (EFE).- La primera ministra de Francia, Élisabeth Borne, protagonizó hoy su primer desplazamiento como jefa de Gobierno a un pueblo de la periferia obrera parisina, Mureaux, donde participó en un encuentro con jóvenes y explicó que el anuncio de la composición del Ejecutivo se retrasa porque se busca "el mejor equipo".

"Estamos formando un gobierno. No vamos a meternos presión, queremos el mejor equipo para llevar a cabo el proyecto del presidente de la República", dijo Borne, interrogada por la prensa sobre las figuras que integraran el gabinete, cuyos nombres se podrían conocer en las próximas horas.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, quien se reunió con su colega de Moldavia, Maia Sandu, tampoco quiso avanzar ningún detalles pero precisó que el trabajo continúa con "seriedad" porque es una cuestión que requiere tiempo.

"Nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario y útil para elegir el Gobierno de Francia", subrayó.

La primera visita de Borne, cargada de un gran simbolismo, ha sido elegida con mimo: su debut pone en evidencia que la defensa de la igualdad de género será esencial en su mandato, así como la atención a los suburbios más pobres.

En Mureaux, el partido izquierdista La Francia Insumisa ganó con el 60 % de los votos en las recientes elecciones presidenciales, frente al 16,75 % que obtuvo Macron.

Este amago de conquista de los barrios populares se produce a tres semanas de la primera vuelta de las elecciones legislativas, el 12 y 19 de junio, de las que saldrá la composición de la Asamblea Nacional.

Los sondeos dan la mayoría de escaños al partido de la mayoría presidencial, si bien en la primera vuelta los resultados muestran una intención de voto muy ajustada con la Nueva Unión Popular (Nupes), la coalición de partidos de izquierda.

Borne se reunió con un grupo de niñas y adolescentes acompañadas por una asociación que actúa en favor de la igualdad de oportunidades, desde donde la política trató de mandar un mensaje de esperanza y motivación a las menores.

"Es importante tener sueños, ganas y confianza en una misma", dijo sobre su camino hacia el poder, donde añadió que es necesario que haya personas "con ganas de comprometerse para hacer políticas que mejoren la vida de los demás".

Sobre la igualdad de género, la primera ministra destacó que aún quedan combates por delante y que la cuestión no puede darse por concluida.

Borne fue recibida por el alcalde de la localidad de Poissy, Karl Olive, y la diputada del departamento de Yvelines, Yaël Braun-Pivet, ambas en la periferia de París. Los dos responsables suenan en las quinielas para integrar el nuevo Gobierno francés, que podría verse validado por los comicios de junio o reestructurado en función de los resultados.

Tras haber encabezado sucesivamente en el primer mandato de Macron los ministerios de Transportes, Ecología y Trabajo, Borne se verá ahora directamente a cargo de la planificación ecológica, y detalló en su visita a la periferia que habrá un ministro responsable de la planificación ecológica territorial y otro de la energética.

"La preocupación de la lucha contra el calentamiento global debe estar en el centro de todas las políticas. Todas las políticas deben integrar esta dimensión ecológica", dijo Borne, que recordó que para poder alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 hay que transformar "radicalmente" los modos de producción, transporte y alojamiento.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.