Perfil. Jesusa Rodríguez, la nueva embajadora de México en Panamá

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 14 (EL UNIVERSAL).- Laura María de Jesús Rodríguez, mejor conocida como Jesusa Rodríguez recibió el beneplácito del gobierno de Panamá para ser la nueva embajadora de México en ese país.

"Ustedes la conocen muy bien; entrañable compañera, amiga, destacadísima feminista, una mujer que ha hecho muchísimo por el teatro, por los espacios alternativos y bueno, compañera nuestra desde hace muchísimos años en luchas políticas", dijo Marcelo Ebrard durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con este nombramiento, y el de Alicia Barcenas Ibarra como embajadora de Chile y la solicitud del beneplácito de Patricia Ruiz Anchondo como embajadora de Colombia, el canciller destacó que hay "política exterior feminista y reconocimiento a perfiles diversos que representan la riqueza de la presencia femenina en México y en nuestra política exterior".

El nombramiento de Jesusa Rodríguez se da luego que la propuesta de AMLO, Pedro Salmerón fuera rechazada por las acusaciones de acoso sexual en su contra y tensara las relaciones entre México y Panamá, para que finalmente Salmerón rechazara el puesto a través de una carta.

"Siempre he pensado que en América Latina está guardado el futuro del mundo", declaró Rodríguez en febrero, como respuesta a la felicitación de Claudia Shienbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, por ser propuesta como embajadora.

¿Quién es Jesusa Rodríguez, la nueva embajadora de México en Panamá?

Jesusa Rodríguez, nació en la Ciudad de México en 1955, estuvo en el Senado de la República entre 2018 y 2021, como suplente de Olga Sánchez Cordero, cuando ésta abandonó su cargo para estar al frente de la Secretaría de Gobernación.

Antes de llegar al Congreso, Rodríguez desempeñó una multifacética carrera artística. Ha sido directora de teatro, dramaturga, actriz y hasta cantante. Ha dirigido más de 300 espectáculos durante su carrera profesional, entre las obras que montó se encuentran: "¿Cómo va la noche, Macbeth?", una adaptación a obras de William Shakespeare; "Coatlicue", donde hace una parodia de los políticos mexicanos frente a los problemas de su país, "Trece señoritas", donde representó a Frida Kahlo.

Entre 1971 y 1973, Jesusa Rodríguez estudió en el Centro Universitario de Teatro y fue alumna del director Julio Castillo, cuyo trabajo marcó su carrera.

En 1980 compró junto a la actriz argentina Liliana Felipe, quien hoy es su esposa, el Teatro de la Capilla. Lo remodelaron y optaron por convertirlo en un cabaret: El Hábito, en el que llegó a presentarse Chavela Vargas.

De 1994 a 1997 tuvo la beca Arts and Humanities de la Fundación Rockefeller.

Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe, su pareja, realizaron juntas una gira de cinco años por Europa presentando una versión de "Don Juan'', de Mozart.

Desde 2005, tanto ella como su esposa abandonaron su proyecto El Hábito para dedicarse por completo al activismo político.

Rodríguez ha participado en mítines de Andrés Manuel López Obrador desde las elecciones de 2006. También participó en "Por los Demás", el cuestionado fideicomiso que promovió Morena que ayudaría a los damnificados por los sismos de septiembre de 2017.

Durante las campañas electorales de 2018, Jesusa manifestó públicamente su inconformidad ante la alianza electoral de Morena con el partido de derecha Encuentro Social.

"Morena es respeto y el PES es intolerancia. Es una ofensa para los homosexuales, para las mujeres, para el derecho a decidir. No es cualquier cosa, estamos hablando de derechos humanos", comentó.

En su paso por el Senado de la República, Jesusa Rodríguez fue famosa por sus "performances" y su defensa de temas como el aborto, las mujeres, los indígenas y la marihuana, fue defensora del maíz portando cabezas olmecas; incluso apoyó un punto de acuerdo para reivindicar a la Malinche; pero también fue una de las voces que se opuso contra la candidatura de Félix Macedonio Alcalá como gobernador de Guerrero.

También se opuso desde la tribuna a las corridas de toros y estuvo contra que fuera declarada patrimonio de la humanidad, para lo cual simuló una tortura, imitó colgarse de una rama y clavarse una varilla. Llamó a "expulsar a la Coca-Cola de México" como parte de su combate a la comida chatarra y causó polémica por sus declaraciones sobre la Conquista Española: "Cada que comas tacos de carnitas festejas las caída de Tenochtitlán", comentó en un video que subió a sus redes sociales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.