El “perfil humano” del Congreso: casi el 80% de los legisladores nacionales son debutantes en sus bancas

·6  min de lectura
Sesión especial en Diputados
Silvana Colombo

Buena parte de las estadísticas legislativas se dedican a cuantificar y analizar la tarea de los diputados y senadores: cuántos proyectos presentan, su asistencia al recinto, cómo votaron las distintas leyes. Sin embargo, poco y nada se conoce del “aspecto humano” del Congreso. ¿Qué participación tienen las mujeres en las bancas? ¿Cuál es la edad promedio de los legisladores? ¿Cuál es la tasa de universitarios y cómo están representadas las distintas profesiones en ambas cámaras?

Todas estas preguntas hallan respuesta en un reciente informe que elaboró la Fundación Libertad, el cual se dedicó a explorar “el perfil humano” de la actual composición del Congreso a partir de seis ejes temáticos: participación femenina, edad, profesiones, educación universitaria, renovación legislativa y renovación política.

Uno de los datos más novedosos que arroja el informe es el que se refiere a la “tasa de renovación legislativa”, la cual representa el porcentaje de legisladores electos que no han tenido un mandato previo en la Cámara respectiva. La conclusión resulta por demás llamativa: el 78,72% de los diputados y senadores que ingresaron tras las últimas elecciones legislativas son debutantes en sus bancas.

“Esta cifra indica que la renovación del sistema político es elevada, en consonancia con la aparición de nuevos dirigentes outsiders debido al agotamiento de la sociedad para con la clase política”, asevera la Fundación Libertad en su trabajo.

Javier Milei en la sesión en la Cámara de Diputados por el acuerdo con el FMI
Ignacio Sánchez


Javier Milei en la sesión en la Cámara de Diputados por el acuerdo con el FMI (Ignacio Sánchez/)

Un dato interesante que arroja el informe es que, contrariamente a lo esperado, la mayor tasa de renovación legislativa se verifica en el Senado (80,56%) antes que en la Cámara de Diputados (78,21%). En la Cámara baja, el bloque del Frente de Todos fue el menos renovador (74,58%), mientras que Juntos por el Cambio exhibe un índice mayor (79,31%). Dentro de este interbloque se observa que el menos renovador fue la Coalición Cívica, con una tasa del 63,64%, mientras que la UCR y el Frente Pro se renovaron en un 78% aproximadamente. En el Senado, entretanto, Juntos por el Cambio se renovó en un 81,82% contra un 77,14% del oficialismo.

¿Qué sucede con los bloques minoritarios? Según el informe, en la Cámara de Diputados cinco bloques (Avanza Libertad; La Libertad Avanza; SER; Movimiento Popular Neuquino y el interbloque Provincias Unidas) tienen una tasa de renovación legislativa es del 100%, es decir, todos los diputados que ingresaron a dichas bancadas tras las últimas elecciones son debutantes.

Este punto remite a otra cuestión. ¿Cuántos legisladores que ingresaron al Congreso tras las últimas elecciones ejercieron cargos políticos electivos con anterioridad? La Fundación Libertad, al respecto, elaboró un “índice de renovación política” y, en su informe, concluyó que el 27% de los congresistas accedió a una banca sin haber ejercido previamente ningún cargo político electivo ni mandato previo en la cámara. La renovación política en la Cámara de Diputados es del 30%, mientras que en el Senado dicho índice es del 18%.

Martín Lousteau
Fabián Marelli


Martín Lousteau (Fabián Marelli/)

El bloque que lidera la renovación política en la Cámara baja es Evolución Radical, que responde a Martín Lousteau (41,67%), mientras que los menos renovadores son el bloque del Frente de Todos (29,66%) y Pro (26%). En el Senado, Juntos por el Cambio presenta una renovación política del 30,3% contra solo un 8,57% del interbloque oficialista.

Educación, edades y género

Otra conclusión interesante que destaca el informe de la Fundación Libertad es que el 25,23% de los legisladores no tiene título universitario, es decir, uno de cada cuatro. En este sentido, la población no universitaria del Congreso aumenta a medida que baja la franja etaria; en efecto, el 30,6% de los menores de 40 no tiene título universitario, por encima del promedio.

En el análisis por bloque, la UCR lidera con el mayor índice de universitarios entre sus filas (93,93%) en la Cámara baja, seguido por Evolución Radical (83,33%) y Pro (76%). Lo mismo sucede en el Senado: en el bloque radical, el 83,33% de los legisladores tiene título universitario, seguido por Pro (66,67%). La izquierda, que históricamente estuvo signada por una larga tradición universitaria, posee el 50% de sus legisladores en esta condición. El Frente de Todos tiene solo un 67,80% de titulados en la Cámara de Diputados y 65,71% en el Senado.

En cuanto a las profesiones que ejercen los legisladores, el informe es concluyente: la abogacía es la disciplina líder tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, con el 26,7% del total. Segunda en el ránking figura la contaduría: casi 1 de cada 10 legisladores (27 diputados y 5 senadores) ejercen esta profesión. El informe señala, además, una fuerte presencia de politólogos: el 8% de los legisladores provienen de la Ciencia Política.

“Una particularidad es que la docencia, una profesión que supo secundar a la abogacía en ambos cuerpos en el pasado, ha caído en cuanto a participación, con el 5,47% de los legisladores en ambas cámaras. La medicina es otra de las disciplinas que perdió representación en la composición del Congreso: solo 12 de 329 legisladores (3,65%) son médicos”, apunta el informe.

En cuanto a la edad de los diputados y senadores, si bien ha crecido la presencia de la población joven, el promedio de ambas cámaras es de 53 años. Los menores de 40 años representan el 14,89%, aunque la diferencia es notable entre ambas cámaras: mientras en Diputados el porcentaje es del 16,73%, en el Senado disminuye al 8,33%. Los adultos mayores (más de 70 años), por su parte, representan solo el 4,86% del Congreso (5,56% en el Senado y 4,67% en Diputados).

Las diputadas Cecilia Moreau y Karina Banfi hoy en la comisión de Legislación General
Las diputadas Cecilia Moreau y Karina Banfi hoy en la comisión de Legislación General


Las diputadas Cecilia Moreau y Karina Banfi hoy en la comisión de Legislación General

Otro punto relevante es la presencia de mujeres en las bancas. Las leyes de cupo femenino y paridad de género permitieron un avance importante y así se refleja en los porcentajes. En efecto, según el informe, el 44,68% de los legisladores nacionales son mujeres, muy por encima de países de la región como Uruguay (26,36%), Chile (24,24%), Paraguay (17,60%) y Brasil (15,15%).

Un dato interesante es que la participación femenina en el Congreso se eleva al 61,22% entre los menores de 40. En el análisis por bloque, la Coalición Cívica encabeza el ranking en la Cámara de Diputados con el 72,73% de mujeres en sus filas, seguida por el Frente de Todos (51,69%). En el Senado, el bloque Pro es el que cuenta con mayor presencia femenina en sus bancas, con el 55,56%.

En la Cámara de Diputados un 45,14% son mujeres (116 mujeres de 257 legisladores) mientras que en la Cámara de Senadores esta proporción alcanza el 43,06% (31 mujeres de 72 legisladores). En su informe, la Fundación Libertad destaca este avance. “En el período 1983-1991, previo a las leyes, la representación de las mujeres en la Cámara de Diputados solo alcanzaba un 4%; en 1995 ocupó el 38% y alcanzó el punto máximo de representación en el período actual, con 45,14%”, indica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.