AL, una de las grandes perdedoras en acceso a la vacuna

·4  min de lectura

Inder Bugarin, corresponsal

BRUSELAS, Bélgica, enero 9 (EL UNIVERSAL).- En la carrera global por proteger a la población de Covid-19 por la vía de la inmunización, las naciones latinoamericanas serán las últimas en llegar a la meta, anticipa Eurasia Group.

En su reporte de riesgos geopolíticos 2021 sostiene que después de Medio Oriente, América Latina emergerá de la pandemia como una de las regiones perdedoras.

"No habrá disponibilidad generalizada de vacunas hasta bien entrado el segundo semestre de este año, los países de América Latina están mal posicionados para hacer frente a otra ola de coronavirus antes de esa fecha", alerta la consultora.

Hasta el 4 de enero, sólo México, Costa Rica y Argentina habían iniciado campañas de vacunación contra Covid-19; con coberturas nacionales de 0.02%, 0.05% y 0.07% de la población respectivamente, de acuerdo con la base de datos Our World in Data, elaborada por expertos de la Universidad de Oxford y la organización Global Change Data Lab.

Con oficinas en Londres, Nueva York y Singapur, la consultora señala que a medida de que los países latinoamericanos emerjan de la pandemia, enfrentarán versiones mucho más acentuadas de los problemas políticos, sociales y económicos que ya registraban antes de la aparición del coronavirus.

En materia política, los principales focos políticos emergerán en los países con calendario electoral: habrá legislativas en México y Argentina, mientras que en Ecuador, Perú y Chile estará en juego la silla presidencial.

Del quinteto, la consultora sólo excluye a México de un posible cambio de rumbo político con motivo de los comicios legislativos y estatales del 6 de junio.

"En México, la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador seguirá siendo alta y su partido en el gobierno, Morena, mantendrá la mayoría en la Cámara Baja, lo que le permitirá conservar el control de una agenda política que socavará el entorno empresarial".

La firma coloca a AMLO como el mandatario con mayor nivel de popularidad en Latinoamérica, después de su homólogo salvadoreño Nayib Bukele, con 64% y 90%, respectivamente.

Una suerte distinta vaticina para el presidente argentino Alberto Fernández, quien saldrá debilitado de los comicios intermedios del 24 de octubre, "dado que el terrible estado de la economía reducirá aún más su capacidad para imponer ajustes fiscales y medidas de reducción de la inflación".

En Ecuador, Perú y Chile, los altos niveles de malestar social por la gestión de la crisis sanitaria debilitará a los gobiernos en funciones y abrirá la puerta a contendientes populistas.

"Ese riesgo es mayor en Ecuador, donde el candidato moderado Guillermo Lasso enfrentará una batalla cuesta arriba, poniendo en peligro el programa del Fondo Monetario Internacional y la estabilidad económica del país".

Un escenario igualmente complejo enfrenta el gobierno de Lima el 11 de abril y 6 de junio, durante la primera y segunda ronda de las presidenciales y legislativas.

Indica que el creciente descontento abrirá la puerta a un candidato externo y a un cambio de política que se aleje del modelo que ha favorecido a los inversores durante décadas.

"En Chile, el ciclo electoral coincide con la reforma constitucional en un ambiente de descontento generalizado, con probables protestas más violentas. Un candidato de izquierda que amenace con revertir la dirección política actual sería competitivo".

El 11 de abril los chilenos están convocados a las urnas para definir la administración municipal y los integrantes de la Convención encargada de redactar una nueva Constitución. Volverán a las casillas el 21 de noviembre para las presidenciales y legislativas.

Eurasia Group señala que el año comienza con noticias prometedoras sobre la tan esperada vacuna contra Covid-19, generando optimismo de que la vida normal comenzará a volver durante el primer semestre.

No obstante, afirma que los países sin capacidades propias de producción de vacunas, comenzarán a recibir suministros importantes hasta el atardecer del 2021 o más allá; debido a que han quedado relegados hasta el final de la fila por no realizar compras anticipadas.

Los países en desarrollo tampoco deberán esperar tener acceso a la vacuna del mecanismo multilateral COVAX, hasta que los países en desarrollo hayan sustraído la cuota que les corresponde por patrocinar el programa.

Los planes de vacunación en los mercados emergentes difícilmente podrán cumplir sus metas a causa de una infraestructura deficiente. La falta de sistemas de ultra congelación, obligará a muchos a dejar de lado las vacunas "más eficaces", como la producida por Pfizer y BioNTech y probablemente la que pondrá a circular próximamente la farmacéutica Moderna, ambas desarrolladas con el método ARN mensajero. "Los países tendrán dificultades por cumplir con los plazos de vacunación, al tiempo que la pandemia dejará como legado a trabajadores desplazados, pérdida de confianza y una elevada deuda pública".

Alerta que la eventual mutación del virus, podría cambiar significativamente las metas de inmunización y los objetivos que pretenden alcanzar las vacunas a lo largo del tiempo.

Asegura que la recuperación a varias velocidades, entre países y al interior de los mismos, alimentará el malestar público y la ira contra la élite gobernante. "Además, los mercados emergentes podrían enfrentar una crisis financiera", advierte.