Qué es el perdón al pavo del Día de Acción de Gracias en EU

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 24 (EL UNIVERSAL).- El 19 de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, leal a la tradición, perdonó la vida de Peanut Butter, un pavo blanco y regordete que sería el platillo principal en la cena de Thanksgiving. Pero no solamente a él se le concedió el indulto, también a su suplente Jelly. Esto ocurrió, como cada año, en la ceremonia que se lleva a cabo en el Rose Garden de la Casa Blanca, en Washington DC, unos días antes de Acción de Gracias.

La historia nos cuenta varias versiones. Se dice que Abraham Lincoln fue el primer presidente de Estados Unidos en indultar a un pavo que se sacrificaría para ser parte del menú de Acción de Gracias. Pero "The New York Times", por su parte, menciona que esto más bien sucedió en la era Kennedy. Pero no fue hasta 1989, cuando otro presidente, George HW Bush, formalizó la tradición del "perdón al pavo" como una ceremonia, en su primer año a cargo. Desde entonces, por lo menos uno de los pavos llevados al presidente logra tener una larga y apacible vida en una granja o en un zoológico.

Joe Biden no fue la excepción. Después de una visita de rutina al médico, concedió su primer indulto a las aves presentadas, Peanut Butter (Mantequilla de Maní) y Jelly (jalea), nombres que fueron elegidos por estudiantes de Indiana, donde nacieron los pavos, y que hacen alusión a los clásicos sandwiches gringos. Por casualidad, también son el desayuno favorito del presidente Biden, según dijo en un discurso transmitido a través de la cuenta oficial de la Casa Blanca en Twitter.

Las aves seleccionadas por la Federación Nacional del Pavo viajaron desde Jasper hasta la Casa Blanca para que Biden les concediera una buena vida. Después viajaron en tren al Centro de Educación e Investigación en Ciencias Animales de la Universidad de Purdue, para pasar el resto de sus días a su cuidado, según el presidente de la NFT, Phil Seger.

La llegada de Crema de Maní y Jalea a Washington DC

El recibimiento a estos suertudos pavos fue digna de un rock star: fans esperando su llegada con ovaciones y aplausos, el despliegue de una alfombra roja para que pudieran hacer una entrada triunfal en el vestíbulo de su alojamiento de lujo, el Willard InterContinental Hotel (inaugurado en 1850). Y, además, en la famosa propiedad de la Avenida Pennsylvania ya los esperaban suculentas viandas para pavos de paladares exquisitos. Para el hotel de cinco estrellas, el recibimiento de estas aves también se ha convertido en una tradición desde 2014.

Al igual que Biden, los expresidentes de los Estados Unidos han llevado a cabo el "perdón al pavo" generación tras generación, convirtiéndose en una de las ceremonias más populares y esperadas por los ciudadanos del vecino del norte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.